Se abre una etapa política desconcertante con el multimillonario Trump al frente de Estados Unidos

Trump_Obama_20012017

Donald Trump se convirtió ayer en el 45º presidente de los Estados Unidos y estableció como eje de su mandato el lema “América primero”, en lo que en la comunidad internacional se considera una nueva etapa política rodeada de desconcierto. En el discurso tras la jura de su cargo se comprometió a devolver el poder al “pueblo”, para que los “olvidados” dejen de serlo, y aseguró que antepondrá los intereses del país en “todas las decisiones” que tome. “Nunca volveréis a ser ignorados. Juntos vamos a hacer que Estados Unidos vuelva a ser fuerte”, enfatizó Trump. Minutos antes, a las 12.00 en punto, hora local, juró su cargo en una ceremonia a los pies de la cúpula del Capitolio y sobre dos biblias, una de su propiedad y otra que usó Abraham Lincoln en su primera toma de posesión, empleada también por Barack Obama en sus dos investiduras.

En su discurso, de unos 16 minutos de duración, subrayó que “todas las decisiones sobre comercio, impuestos, inmigración y asuntos exteriores se harán para beneficiar a los trabajadores y a las familias estadounidenses”. Trump dijo que seguirá “dos reglas sencillas: comprar productos estadounidenses y contratar a ciudadanos estadounidenses”.

Esta misma filosofía la aplicará a las relaciones internacionales, ya que indicó que buscará la “amistad” con los demás países, pero siempre bajo la máxima de situar “primero” los intereses de los estadounidenses. En este punto, criticó que durante décadas EEUU ha “subvencionado a los ejércitos de otros países” y ha “defendido las fronteras de otros países” al tiempo que no defendía la suya. “Reforzaremos viejas alianzas y formaremos nuevas. Y uniremos el mundo civilizado contra el terrorismo radical islámico, al que erradicaremos completamente de la faz de la tierra” anticipó el nuevo presidente.

Trump insistió en sus ataques a la clase política, al resaltar que ayer no se estaba transfiriendo simplemente el poder de una administración a otra, o de un partido a otro, sino que era una devolución del poder “al pueblo”. Al respecto, señaló que mientras en Washington sus políticos “prosperaban”, las familias trabajadoras “tenían poco que celebrar”. “Eso cambia aquí y ahora”, prometió, y enfatizó: “El 20 de enero de 2017 será recordado como el día en que el pueblo volvió a ser el gobernante de esta nación”.

Por último, hizo un llamamiento a la unidad: “compartimos un corazón, un hogar y un glorioso destino”. Defendió que todos los estadounidenses, tanto si el color de la piel es “negro, marrón o blanco”, comparten “la misma sangre de los patriotas” y resaltó que la nación unida es “totalmente imparable”.

Durante su discurso, Trump agradeció a Barack Obama y a su mujer, Michelle, la ayuda prestada en el traspaso de poderes. De igual modo tuvo palabras de reconocimiento para Hillary Clinton y su marido, Bill Clinton, durante la comida posterior en el Capitolio.

La toma de posesión de Trump y el desfile posterior al almuerzo en el Capitolio fue seguido en las calles de Washington por entre 700.000 y 900.000 personas, según las estimaciones.

Por su parte, el ya expresidente Barack Obama agradeció ayer a sus seguidores y al personal que le ha acompañado en la Casa Blanca por haber demostrado “el poder de la esperanza”. En sus primeras palabras como expresidente, Obama alentó a los estadounidenses a seguir trabajando por un país mejor, y aseguró que “esto es sólo una pausa”.

Nombramientos y primeros decretos presidenciales

El presidente de EEUU, Donald Trump, firmó sus primeros decretos presidenciales y documentos legislativos poco después de jurar como mandatario del país. Trump estampó su firma en la exención legislativa que permite a un militar retirado hace menos de siete años, como es el caso de James Mattis, encabezar el Departamento de Defensa. Además, firmó otros documentos relativos a los nombramientos de su equipo presidencial e hizo oficial la proclamación del Día del Patriotismo. Asimismo, rubricó la orden ejecutiva que permite a las agencias gubernamentales aliviar “las cargas del Obamacare“.

Mientras, la página web de la Casa Blanca cambió por completo sus prioridades tras la toma de posesión de Trump, al suprimir las referencias al cambio climático y la inclusión de algunas de sus promesas de campaña como la construcción del muro fronterizo con México.

Por su parte, el Senado confirmó al general James Mattis como nuevo secretario de Defensa y al también general John Kelly como jefe de Seguridad Nacional.

Más de 200 detenidos en las protestas contra Trump

Los detenidos en los enfrentamientos entre manifestantes y la policía en Washington durante la toma de posesión de Donald Trump se elevan a 217 mientras que seis agentes sufrieron heridas leves, según informó el jefe de policía de la ciudad. Numerosas protestas se sucedieron a lo largo de las ciudades de todo EEUU, que se saldaron con incidentes aislados.

La mayor manifestación contra Trump está previsto que se celebre hoy sábado. Se trata de la Marcha de las Mujeres, que comenzó a organizarse la misma madrugada del triunfo electoral del candidato republicano, y a la que han ido sumándose otros colectivos sociales.

Mientras, una decena de legisladores demócratas advirtieron ayer al nuevo presidente de que le plantarán cara desde el Congreso si trata de dañar a la comunidad inmigrante, a la que prometieron proteger con “uñas y dientes”.

Durante la jornada, se produjeron reacciones y felicitaciones de distintos mandatarios internacionales tras la jura como presidente de EEUU de Donald Trump. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, abogó por establecer un “diálogo respetuoso” que sitúe a la “soberanía” en el centro de las relaciones entre ambos países.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, felicitó a Trump y subrayó el “sólido compromiso” con la defensa común. Desde Reino Unido, el ministro de Exteriores, Boris Johnson, expresó el deseo de que se mantengan los “sólidos lazos” entra ambos países.

En España, el Rey envió un telegrama de felicitación a Trump para darle la enhorabuena en el día de su toma de posesión. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, deseó éxito en su gestión al nuevo presidente y confió en que se mantengan las buenas relaciones que EEUU tiene con España, como “socios y aliados”. Rajoy calificó de “magnífica, provechosa y útil” la relación con el presidente saliente, Barack Obama. Por su parte, el responsable de la Política Exterior y Unión Europea de la Comisión Gestora del PSOE, Ricardo Cortés, señaló que el discurso de Trump se aleja de “la cooperación entre países”. El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, hizo un llamamiento a “reconstruir la unidad popular”, porque advirtió de que en caso contrario “lo harán las fuerzas xenófobas y reaccionarias”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar