Aprobada la iniciativa del BNG para suprimir las trabas a los discapacitades que quieren casarse

Montse Prado e Mini_BNG_comisión Parlamento_20012016El Parlamento gallego aprobó la iniciativa del BNG reclamar al Gobierno central a supresión del artículo 56 del Código Civil y el artículo 58 del Registro Civil para su relevo por un texto consensuado con las entidades que representan a las personas con discapacidad. La iniciativa, defendida por la diputada Montse Prado, pretende acabar con la discriminación que, a juicio del BNG, supone la exigencia de un dictamen médico previo a las personas con algún tipo de minusvalía que deseen contraer matrimonio.

“Aumenta la discriminación de las personas con discapacidad porque lo que hasta ahora venían siendo anomalías psíquicas queda ampliado a deficiencias mentales, intelectuales o sensoriales. Todas estas personas no podrán casar sin un preceptivo informe médico, se le niega la capacidad de dar consentimiento una persona que no vea, no escuche o tenga una incapacidad intelectual”, argumentó la portavoz de Sanidad.

Prado calificó de “despropósito” esta “discriminación inaceptable” que afecta a un número muy amplio de personas, “con deficiencias que no afectan para comprender el significado del matrimonio ni para prestar el consentimiento al mismo”, alegó en el debate parlamentario.

Estos cambios fueron introducidos en el código penal y en el registro civil a través de la Ley 15/2015 de Jurisdicción Voluntaria, y supone una modificación contraria al establecido por la Convención de la ONU de los Derechos de las Personas con Discapacidad, norma que el Estado español firmó y ratificó quedando por lo tanto obligado a su implementación, concluyó Prado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar