Reacciones de los otros presidentes autonómicos tras la reunión

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, se mostró satisfecha de los resultados de la Conferencia, especialmente del compromiso sobre el nuevo modelo de financiación autonómica y de que se vaya a evaluar la gestión de los tributos cedidos para favorecer, en su caso, la armonización fiscal.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, elogió el desarrollo y los acuerdos de la Conferencia. Aseguró que no renunciará a bajar los impuestos sobre los que tiene competencia cuando tenga ocasión, porque, señaló, a Galicia le ha “costado mucho conseguirlo”. No obstante, defendió que se estudie la situación fiscal en cada comunidad de cara al nuevo sistema de financiación.

El presidente de la Generalitat valencia, Ximo Puig, calificó de “extraordinariamente positivo” el encuentro y destacó el compromiso del Gobierno de que 2017 será el año en que se cambiará el modelo de financiación. También el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, se mostró satisfecho con los acuerdos alcanzados y con el compromiso de aprobar un nuevo modelo de financiación este mismo año.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, dijo que no puede ser optimista con respecto a la reforma del modelo de financiación, aunque señaló que ahora toca un tiempo de “esfuerzo” y “tino”, pese a que “cada uno juega sus cartas”. “Será un debate complicado”, añadió.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, valoró los “logros” alcanzados en la Conferencia para definir un nuevo modelo de financiación, aunque criticó que haya comunidades que “reclaman cada vez más y recaudan menos”, en referencia a Madrid.

Precisamente, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, rechazó la armonización fiscal, y destacó que la Constitución reconoce el derecho a la asimetría fiscal y remarcó que “las comunidades autónomas de régimen común tienen el derecho a establecer la política fiscal que consideren”. Por eso, pidió que el sistema actual “se mantenga” y “no se merme la capacidad de autonomía de las comunidades en materia fiscal”. Cifuentes negó un “encontronazo” con el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, y destacó el “buen tono” del encuentro. Además, resaltó que “la solidaridad de los madrileños nadie la puede poner en duda”.

Al respecto, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, recriminó a Cifuentes que se jacte de bajar impuestos por estar haciendo “una buena gestión”. En su opinión, Madrid, al ser la capital de España, cuenta con mayores ingresos que le permiten la bonificación de impuestos como el de Sucesiones y el de Donaciones, gravado en otras regiones. Por otro lado, Revilla celebró que se tenga en cuenta el coste de los servicios en la financiación.

La presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, afirmó que está “en contra” del dumping fiscal entre comunidades autónomas, pero, al mismo tiempo, quiere que los territorios tengan “más capacidad de competencia”, porque la política impositiva es “clave para redistribuir la riqueza”.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, pidió “no verter en el nuevo modelo de financiación todo lo que hay pendiente”. En este sentido, valoró el “deseo de alcanzar acuerdos”, pero reclamó “no hacer trampas en el solitario”.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, mostró su escepticismo con el resultado dela Conferencia hasta que compruebe que Rajoy cumple los acuerdos aprobados. La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, instó a las comunidades y al Gobierno a llegar a acuerdos en materia fiscal para mantener el Estado del bienestar, así como “compromisos hondos”, ya que, señaló, hay “un problema de recaudación”.

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, expresó su satisfacción tras la reunión, y espera que lo acordado “no sea papel mojado”. El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, abogó por “huir de la bilateralidad” a la hora de abordar el nuevo sistema de financiación autonómica. El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, recalcó que el Régimen Económico y Fiscal (REF) canario “no debe ser utilizado” para financiar los servicios básicos esenciales, sino para “compensar las desigualdades” que suponen la lejanía y la insularidad.

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, pidió valorar y financiar la superpoblación de Melilla, así como la presión migratoria que sufre la ciudad y la llegada de menores no acompañados desde Marruecos. El presidente de Ceuta, Juan Vivas, valoró positivamente la Conferencia y el trato de “igualdad” recibido por la ciudad autónoma.

Mientras, en Cataluña, la portavoz del Govern, Neus Munté, consideró que los acuerdos que se prevén alcanzar en la Conferencia son muy inconcretos y llegan “muy tarde” por parte del Gobierno central. Dejó claro que la Generalitat no liderará ninguna propuesta, pero indicó que no quieren desentenderse de los avances que puedan producirse. El conseller de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia, Raül Romeva, dijo que “el problema de fondo” no es el que se ha tratado en la Conferencia de Presidentes.

Desde el País Vasco, el portavoz del Ejecutivo autonómico, Josu Erkoreka, definió el encuentro como una “conferencia sectorial”, que, dijo, nada tiene que ver con la negociación bilateral que pretende potenciar Íñigo Urkullu.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar