Bárcenas confirma una “contabilidad extraoficial” del PP y desvincula a Rajoy la trama Gürtel

 Bárcenas_declaración Audiencia Nacional_16012017

El extesorero del PP Luis Bárcenas reconoció ayer ante la Audiencia Nacional que en el PP existía una “contabilidad extraoficial” en la que se anotaban donativos de empresarios “a cambio de nada”. “Eran donativos que no tenían carácter finalista, no se correspondían a una gestión. No se contabilizaban oficialmente, es obvio, pero se llevaba un control de entradas y salidas”, explicó en relación a sus anotaciones -los llamados papeles de Bárcenas– durante la sesión del macrojuicio por el caso Gürtel.

Bárcenas responsabilizó de esos “fondos no oficiales del partido” al extesorero Álvaro Lapuerta – que no ha sido juzgado por padecer demencia senil -, al que definió como “persona honorabilísima, una persona honrada, honrada” y aclaró que el hecho de que los empresarios entregaran el dinero al partido era “algo absolutamente inocuo”, que lo hacían para “echar una mano” al PP a cambio de que les recibiera el tesorero y se les abriera “alguna puerta”. El extesorero negó haberse quedado parte de esos fondos – 300.000 euros, según las acusaciones de la Fiscalía – y reiteró que eso era “imposible” porque eran supervisados con “celo extremo” por parte de Lapuerta.

Sobre el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, dijo que “pensaba que el partido era suyo y había que hacer lo que él decidiese” y que fue Mariano Rajoy, presidente del PP en 2003, el que ordenó que se le dejase de contratar para organizar actos del partido tras la denuncia de un empresario y su yerno sobre las comisiones que Correa pedía en los ayuntamientos en nombre del PP.

Bárcenas también negó que Correa le entregase dinero en metálico en la sede del PP y en su casa proveniente de empresarios a los que beneficiaba con adjudicaciones públicas gracias a su intermediación en ministerios. Según el extesorero, sus funciones como gerente se limitaban a “administrar” y no tenía “capacidad de interlocución con nadie en el ámbito político”, ni “con alcaldes, ni con ministros, ni con secretarios generales”. “No he recibido nunca nada del señor Correa ni para mí ni para el PP”, declaró. Asimismo desvinculó de haber cobrado comisiones a Francisco Álvarez Cascos, Jesús Sepúlveda y Jesús Merino, al tiempo que precisó que Correa “tenía deferencias con muchísimas personas del partido” a las que regalaba “plazas sin cubrir” en viajes que él organizaba.

También exculpó de toda responsabilidad a su mujer, Rosalía Iglesias, imputada por varios delitos, y admitió que era él mismo quien firmaba la declaración tributaria de su esposa “con un garabato”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar