Así fue el atraco a tiros en un supermercado de Ourense

Un hombre accedió a un supermercado a mediodía en Ourense con la intención de atracarlo y haciendo uso de una escopeta con la que efectuó varios disparos que, por fortuna, no alcanzaron a cliente alguno.

El suceso tuvo lugar en el Mercadona situado en la zona universitaria de As Lagoas, en la que algún cliente llegó a escuchar el gritos en favor de Alá, lo que creó una situación alarmante generaliada en cuanto se extendió el dato.

En total, según fuentes próximas a la Policia, el indivíduo realizó seis disparos que provocaron marcas en las paredes y, especialmente, en la fachada acristalada del establecimiento.

El hecho produjo una alarma generalizada entre los clientes y los peatones que transitaban por la zona, pero el hecho llegó casi de inmediato a conocimiento de la Policía, que actuó con rapidez y llegó a inmobilizar al indivíduo, pese a estar armado y,  al parecer, con problemas mentales.

POLICIA LOCAL

La colaboración policial ha sido clave para poder detener a una persona autora de unos disparos en el interior de un Supermercado, según informa la propia Policía Local

Minutos antes del heco, un agente de Policía Local,fuera de servicio,que circulaba a pié  por delante del Supermercado en cuestión, observó como varias personas salían del Supermercado despavoridas, por lo que al interesarse por el problema le informan de que en el interior del mismo un hombre estaba realizando disparos, sintiendo unas detonaciones, por lo que se dirige a la entrada del mismo, observando, a través del Cristal de la puerta corredera de acceso, como hacia él se dirige un hombre con una escopeta de cartuchos, ante lo cual el agente saca su pistola particular identificándose como policía y ordenándole que soltara el arma a lo que hace caso omiso. Da media vuelta, efectúa un primer disparo hacia un cartel y girándose repentinamente un segundo disparo hacia el agente, impactando contra el cristal de la puerta corredera, sin que, por suerte pueda traspasar el mismo gracias a su blindaje, lo que podría haber salvado su vida, permaneciendo el agente por la parte exterior de esa puerta, esperando la llegada de efectivos policiales y custodiando la puerta con su arma para evitar la huida del autor de los disparos.

Inmediatamente se personan varias dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) por lo que una vez que el agente de Policía Local se identifica, para evitar malos entendidos, accede al local junto con un miembro del CNP para entre los dos proceder a la detención del indivíduo, que habiá dejado en el suelo la escopeta, no oponiendo resistencia alguna. Seguidamente el Cuerpo Nacional de Policía se hace cargo de la actuación, del detenido y de la investigación del caso, para esclarecer este extraño suceso.

Por suerte no se registraron víctimas, si bien el incidente creó gran alarma entre los clientes y viandantes, y momentos de tensión y nerviosismo, tanto como el hecho de que minutos más tarde de la detención, efectivos de la Policía Local encontraban en un almacén de fruta a cerca de una docena de personas refugiadas en su interior sin querer abrir la puerta en un primer momento y muy angustiadas.

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar