Limitar mandatos

Los acuerdos alcanzados por el PP y por Ciudadanos incluían un pacto para reformar la Ley del Gobierno con la finalidad de implantar una limitación de dos mandatos. Con una modificación legislativa de esta naturaleza se progresaría mucho en lo que a la regeneración democrática se refiere.

En diversos países de todo el mundo hay limitaciones de mandatos para el presidente del Gobierno correspondiente. Puede pensarse en Estados Unidos, pero también en Brasil o Bolivia.

El diario El Mundo hizo una encuesta preguntando si los ciudadanos si están a favor o no de la limitación de mandatos del Gobierno estatal. El resultado fue proclive a la limitación votando a favor de la misma más del 70% de los encuestados.

La implantación de una limitación de mandatos para el Gobierno del Estado serviría, junto a otras medidas, para alcanzar distintos objetivos. Por un lado, se evitarían el abuso de poder y la promoción de sensaciones por las que los dirigentes pudieran entender que el Gobierno, llegado un momento, les pertenece. Por otro lado, se incrementarían las presiones por el tiempo, de forma que las decisiones que se adoptaran fueran verdaderamente urgentes por contarse con un tiempo restringido. La misma limitación sería de gran utilidad para las Comunidades Autónomas, que deberían implantar la misma restricción con las reformas legales adecuadas.

Para los principales dirigentes del PP, no hay prisa por impulsar una medida que, a nivel estatal, perjudicaría al actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debiendo ser esa la causa de que la formación política vaya a fijar el límite de mandatos sin efecto retroactivo, cuando lo vaya a hacer. También está el problema de la falta de importancia que, para la ciudadanía, tiene la limitación de los mandatos, que, siendo esencial, no se concibe como algo verdaderamente fundamental, pues no se han generado conflictos por la ausencia de restricciones cuantitativas para el tiempo de existencia del Gobierno, pudiendo explicarse, con ese dato, el auténtico escaso interés de los ciudadanos en una reforma que, sin otras modificaciones podría resultar inútil.

Limitar los mandatos del gobierno puede ser algo necesario para garantizar la regeneración democrática de España en una época como la actual. Sin embargo no es la única medida que debe aplicarse si se desea que España sea un Estado de Derecho.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar