La prensa analiza la investidura

EL PAÍS : EL DISCURSO DE RAJOY SONÓ DEMASIADO A CONTINUISMO

Con la investidura de Mariano Rajoy queda atrás un periodo que ha deteriorado gravemente la confianza de los ciudadanos en la política y sus instituciones. Políticamente, el presidente reelecto, en su discurso, se enrocó en su pasada obra de Gobierno y sonó demasiado a continuismo: no dio señales de que se proponga negociar y pactar las reformas que necesita España, sino que reclamó su derecho a disponer de un Gobierno «previsible», que pueda «gobernar y no ser gobernado». Las advertencias contra la demolición de sus decisiones anteriores perfilan un Rajoy a la defensiva ante una legislatura que debería estar presidida por la voluntad de tender puentes, dialogar y construir. El nuevo Gobierno, cuya remodelación debería ser profunda, será la primera y verdadera prueba de si Rajoy ha entendido la coyuntura en la que se sitúa o si pretende seguir como siempre.

 

EL MUNDO: LA FRACTURA DEL PSOE AMENAZA LA GOBERNABILIDAD

Asegurar la «gobernabilidad» del país fue el eje del discurso de Rajoy. Afirmó que al PP no se le puede pedir que gobierne contra su programa y fijó tres límites: la unidad de España, el cumplimiento de los compromisos con Bruselas y la consolidación de las reformas que han contribuido a la recuperación económica. Rajoy va a contar con un elemento imprevisto para buscar acuerdos con el PSOE: la división de los socialistas. Aunque el Partido Socialista ha demostrado sentido del Estado, la decisión de Sánchez de intentar volver al liderazgo del PSOE tensiona al partido y al grupo parlamentario. Pero el hecho positivo es que España cuenta de nuevo con un presidente del Gobierno con plenos poderes gracias a un amplio acuerdo parlamentario en el que, sea por el voto afirmativo o por la abstención, están implicados tres de los cuatro mayores partidos políticos españoles.

 

ABC: NO VA A SER UNA LEGISLATURA FÁCIL PARA RAJOY

Mariano Rajoy remarcó su compromiso con las reformas realizadas en el mandato anterior, y avisó que su disponibilidad al acuerdo tiene límites que no está dispuesto a traspasar. La relación con la Unión Europea, la unidad de España y la estabilidad presupuestaria no serán negociables. No va a ser una legislatura fácil para Rajoy porque va a pesar sobre su gobierno la sombra de una mayoría parlamentaria formada por partidos de izquierda y nacionalistas predispuestos a trasladar al Congreso de los Diputados el mayor número posible de las funciones de gobierno que la Constitución atribuye al poder ejecutivo. Además, esta legislatura será la de la lucha sin cuartel entre el PSOE y la extrema izquierda. el calvario que algunos prevén para Mariano Rajoy también tendrá que recorrerlo el PSOE, al que le esperan unos meses de luchas internas, en las que se pondrá en juego el liderazgo, el programa y el futuro del PSOE. La abstención de ayer pasará factura a largo plazo.

 

LA RAZÓN: RAJOY TRABAJA POR ESPAÑA Y SÁNCHEZ CONTRA EL PSOE

La abstención de los socialistas para investir a Rajoy presidente del Gobierno ha sido un paso traumático para el PSOE, como volvió a demostrar un despechado Pedro Sánchez, pero no está escrito que la política sea un juego acomodaticio para ajustar la realidad a principios ideológicos inamovibles. Los socialistas han tomado la mejor decisión y la única opción realista. Lo que Sánchez no ha querido ver es que Rajoy ha sido capaz de sumar los apoyos suficientes para obtener la confianza mayoritaria de la Cámara, lo que no es tanto un mérito como la consecuencia política de una situación que no tenía más opciones posibles. La incógnita que se plantea ahora es saber si en esta etapa se realizarán las reformas que España necesita o si será un mero lapsus táctico para que los partidos tomen aire y se recompongan después del desgaste sufrido. El PSOE y C’s deben fiscalizar la labor del Gobierno, pero es obligación de Rajoy, como él dijo, no derrumbar lo construido. Que no ha sido poco.

 

LA VANGUARDIA : EL DIÁLOGO SERÁ IMPRESCINDIBLE EN ESTA LEGISLATURA

Rajoy fue elegido anoche presidente del gobierno de España. Ahora es el momento de gobernar desde el diálogo. Un diálogo imprescindible porque el nuevo gobierno se hallará en minoría. Ante la no formación de un gobierno de gran coalición entre populares y socialistas. El gabinete Rajoy deberá cuidar las relaciones con C’s y PNV y, de manera primordial, con el PSOE. La nueva situación exige al PP un severo cambio de estilo y la composición del nuevo gobierno debe ser reflejo de esa voluntad dialogante. Si la cuestión de Cataluña se hubiese enfocado de otra manera, Rajoy podría contar ahora con valiosos apoyos suplementarios. Es cierto que el lenguaje ha sido distinto en este debate de investidura. Rajoy ha reconocido que los actuales mecanismos de solidaridad interterritorial perjudican a la sociedad catalana y ha ofrecido una corrección en un nuevo sistema de financiación autonómico. Cabe esperar que el nuevo ejecutivo no se deje llevar por quienes abogan por la confrontación a toda costa.

 

EL PERIÓDICO: ESTA LEGISLATURA SERÁ TRASCENDENTAL PARA ESPAÑA

Arranca una legislatura trascendental para España en la que deben acometerse reformas esenciales del modelo político, económico y social. En su discurso de ayer, Rajoy volvió a tender formalmente la mano a la oposición pero en el fondo fue duro: no piensa derogar sus reformas y le recordó al PSOE, sin citarlo, que su apoyo no puede circunscribirse a la investidura. No es la mejor manera de empezar la legislatura porque el calado de algunas reformas obliga a buscar pactos lo más amplios posibles. Ayer, Rajoy trasladó de nuevo la responsabilidad de la suerte de la legislatura a la oposición, cuando en realidad a él le corresponde liderar ese diálogo del que tanto ha hablado en la investidura. El PSOE prometió en el Congreso una oposición firme y seria pero para saber qué oposición construirán es preciso que resuelvan sus problemas internos. Y para la credibilidad de su postura respecto a Cataluña es crucial ver cómo se resolverá el conflicto abierto por la indisciplina de voto de los diputados del PSC.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar