El juicio del «Caso Gürtel» comienza con la petición de las defensas de anular pruebas

caso-gurtel_auidiencia-nacional_04102016

El juicio de la trama central del caso Gürtel, relativo al amaño de contratos en instituciones municipales y autonómicas controladas por el PP, se inició ayer en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) con la exposición de las cuestiones previas por parte de 18 de los 37 acusados. En esta primera sesión la mayoría de las defensas pidió la anulación de las principales pruebas del caso por las supuestas irregularidades cometidas por el primer juez instructor del caso, Baltasar Garzón.

El abogado de Pablo Crespo, número dos de la trama, solicitó la nulidad de las grabaciones que el denunciante de la trama y también acusado, el exconcejal de Majadahonda José Luis Peñas, aportó a la Policía Nacional y con las que se inició el caso, ya que podrían haber sido «objeto de manipulación». También pidió que se descarten las grabaciones de las escuchas a las que el juez Garzón sometió a abogados con sus clientes en la prisión de Soto del Real. Asimismo, el letrado Miguel Durán pidió la nulidad de la causa ya que se vulneraron las normas de reparto de la investigación para que la causa recayera en el juez Garzón, y denunció la «politización» del caso. A la petición de nulidad del caso se sumaron la mayoría de los acusados, entre otros Álvaro Pérez, el Bigotes, y José Luis Izquierdo.

Por su parte, el cerebro de la trama, Francisco Correa, se desmarcó del resto de los acusados al renunciar a plantear cuestiones previas. La defensa de Correa argumentó que éste está ofreciendo «gestos de buena voluntad». Entre ellos citó la petición de que se desbloqueen 2,2 millones de euros que ocultaba en una cuenta en Suiza para hacer frente a las responsabilidades civiles, y la decisión de no adherirse a la petición de que el magistrado José Ricardo de Prada sea apartado de la causa.

Mientras, la defensa del extesorero del PP Luis Bárcenas pidió al tribunal que reclame a la Fiscalía que aclare si hay algún tipo de acuerdo o «conformidad» con cuatro de los acusados y si ese es el motivo que le ha llevado a pedir el cambio de turno de los interrogatorios. En un receso del juicio, Bárcenas dijo a los periodistas que había ido a defenderse y «no a cargar contra nadie», en alusión a las informaciones publicadas en las que se afirmaba que había aportado documentos que apuntaban a la exministra Ana Mato.

Por otro lado, dos acusaciones populares pidieron que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, declare en el juicio. En nombre de Adade, el abogado Mariano Benítez dijo que su petición se basa en las acusaciones contra Bárcenas sobre el dinero que supuestamente sustrajo de la contabilidad paralela del PP y luego ocultó en Suiza.

El juicio del caso Gürtel es hoy tema de portada en todos los diarios. EL PAÍS apunta que el PP «se enfrenta a su pasado más oscuro en el juicio a la trama Gürtel». «La trama que pudrió al PP de Rajoy», titula en el interior. «Juicio a una era del PP», titulaEL PERIÓDICO en primera refiriéndose al caso Gürtel y al juicio sobre las tarjetasblack de Bankia. «Juicio a la España de la corrupción», apunta EL MUNDO. LA VANGUARDIA ilustra la noticia en primera con una fotografía de varios los acusados con el pie de foto: «El banquillo popular de Gürtel».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar