La Generalitat mantiene la ruta soberanista

Neus Munté_vicepresidenta Generalitat e voceira_portavoz

La portavoz del Govern, Neus Munté, afirmó ayer que la Generalitat seguirá aplicando la hoja de ruta soberanista, pese a la suspensión dictada el lunes por el Tribunal Constitucional sobre la decisión del Parlament de dar luz verde al proceso constituyente que derive en la independencia de Catalunya. «Acataremos el mandato democrático del 27 de septiembre», manifestó Munté en referencia a las últimas elecciones autonómicas.

Representantes del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) entregaron ayer a todos los miembros del Govern una notificación con la decisión del Constitucional.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó ayer que «lo que está realmente suspendido es la democracia en el sistema parlamentario español». Puigdemont destacó la interinidad en la que se encuentra la política española, lo que permite, subrayó, que «un gobierno pueda pasar sin comparecer en el Parlamento durante ocho meses».

CONVERGENCIA, POR PRIMERA VEZ SIN GRUPO PROPIO EN EL CONGRESO

El Partit Demòcrata Català (PDC), la antigua Convergència, se ha quedado sin grupo parlamentario propio en Congreso por primera vez, después de que la Mesa de la Cámara Baja rechazara, con los votos de Ciudadanos y la abstención del PP, del PSOE y de Podemos, las alegaciones presentadas. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, descartó cualquier interpretación política de la decisión y remarcó que no existía ningún precedente en pasadas legislaturas que avalara el visto bueno de la Mesa. Pastor argumentó que CDC no cumplía los requisitos exigidos.

Una opinión que no comparte el portavoz de CDC, Francesc Homs, quien dijo que los ocho diputados de su partido han «pagado» las consecuencias de la reciente resolución del Parlament. Homs sugirió incluso que detrás del veto está el pacto que el PP busca con Ciudadanos para obtener un ‘sí’ a la investidura de Mariano Rajoy.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, negó haber recibido «presiones» de Ciudadanos para dejar a la antigua Convergència sin grupo parlamentario propio. Rajoy subrayó que se trata de una decisión de la Mesa del Congreso, desvinculando así este asunto de las conversaciones que está llevando a cabo para recabar apoyos para su investidura.

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se mostró «orgulloso» de ser el líder del partido que ha impedido que CDC tenga grupo propio en el Congreso y que, por ello, los tres millones de euros en ayudas que ello supondría «no acaben en el bolsillo de Artur Mas».

En líneas generales, los diarios apuntan que la decisión del Congreso se tomó en un clima marcado por el desafío del Parlament al Constitucional. Así, EL PAÍS dice que «Convergència se queda sin grupo tras el desafío del Parlament». En parecidos términos, EL PERIÓDICO destaca que CDC se queda sin grupo en el Congreso «por el desafío del Parlament». «El desafío independentista entierra el grupo de Convergència», titula EL MUNDO. Asimismo, LA RAZÓN resalta que «el órdago soberanista de CDC le ‘desconecta’ del Congreso». Mientras, LA VANGUARDIAsubraya que «CDC se queda sin grupo parlamentario por primera vez en cuarenta años». Por su parte, ABC recalca que «ningún partido vota a favor del grupo propio de Convergència».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar