La presidenta del Parlamento catalán considera que sería «profundamente antidemocrático»

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, consideró en declaraciones a TV3 que sería «profundamente antidemocrático» ser inhabilitada y denunció que el Gobierno «está coartando la libertad de expresión del Parlament y de los diputados». «No quieren que debatamos. Es muy triste», apostilló. Defendió haber cumplido su «deber» y lamentó que el Estado quiera frenar el proceso soberanista «a golpe de tribunal».

La portavoz del Govern, Neus Munté, advirtió: «El Gobierno español nuevamente amenaza, pero desde el Gobierno de Cataluña no nos moveremos de nuestro camino, profundamente democrático, avalado por los votos de los ciudadanos que se pronunciaron a favor de la hoja de ruta, que continúa intacta».

Desde la CUP, la diputada Anna Gabriel, señaló que «es la enésima constatación de la falta de democracia del Estado español» y que desde su partido se ponen «al lado de cualquier persona que en este momento esté en el punto de mira de amenazas y de eventuales sanciones».

JxSí Y LA CUP REGISTRAN LA FUTURA LEY DE HACIENDA CATALANA

 

Junts pel Sí y la CUP registraron ayer en el Parlament el texto de la segunda de las tres leyes de «desconexión», la de la Agencia Tributaria de Cataluña, con la idea de que sea admitida a trámite después del verano. El pasado miércoles la Cámara admitió a trámite la ley de la Agencia de Protección Social de Cataluña, embrión de una futura Seguridad Social catalana.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar