Rajoy: «El deseo común es que el Reino Unido sea un socio cercano»

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha manifestado, tras participar en las reuniones del Consejo Europeo, que es necesario dotar a la salida del Reino Unido de la Unión Europea de la «máxima calma, serenidad y previsibilidad».

El jefe del Ejecutivo ha explicado que, tras escuchar al primer ministro del Reino Unido, David Cameron, los socios comunitarios han asumido, ya sin su presencia, «una línea de actuación de la UE a Veintisiete», a la espera de que el Gobierno británico «inicie formalmente el procedimiento por el que notifica su voluntad de retirarse de la Unión».

Mariano Rajoy ha asegurado que «desde la tristeza que supone para el Gobierno español el resultado del referéndum», la prioridad de España en el proceso que se abrirá a partir de la petición británica «será defender los intereses de los ciudadanos españoles y, en paralelo, defender el proyecto de integración europea».

«Quiero subrayar que en el momento actual y hasta que se despliegue todo el proceso previsto en el artículo 50 del Tratado de la Unión, todos los ciudadanos españoles residentes en Reino Unido y todos los ciudadanos británicos residentes en España conservan sus derechos como ciudadanos europeos, ya sea como trabajadores, como empresarios, como pensionistas, como estudiantes o como turistas», ha subrayado el presidente. Este dato, ha añadido, «debe darles tranquilidad, serenidad y certezas, y todo será así mientras se configura la nueva futura relación del Reino Unido con la Unión».

Rajoy ha asegurado que el «deseo común [de los Veintisiete] es que, en el futuro, el Reino Unido sea un socio cercano de la Unión Europea en un equilibrio de derechos y obligaciones» y, por eso, han acordado que «el acceso del mercado interior requiera la aceptación de las cuatro libertades» [libre circulación de mercancías, trabajadores, servicios y capitales].

Además, ha subrayado que «el crecimiento económico, el empleo y la lucha contra la desigualdad» han de ser las prioridades de la Unión Europea en los próximos años, para lo que debe permanecer unida.

El presidente ha avanzado que la próxima reunión informal del Consejo Europeo, que se celebrará el próximo 16 de septiembre en Bratislava (Eslovaquia), deberá abrir «un periodo de impulso político sobre el futuro de la Unión a Veintisiete bajo el liderazgo del Consejo Europeo».

OTROS ASUNTOS

El presidente del Gobierno se ha referido a otros temas abordados en el Consejo Europeo, como la cuestión migratoria, «con un enfoque especial en el Mediterráneo oriental y en los compromisos de la Unión Europea con Turquía», así como a la propuesta de la Comisión Europea de cooperar con terceros Estados en este ámbito.

El Consejo también ha examinado, según ha señalado Rajoy, asuntos económicos: «Se ha completado el ciclo de supervisión macroeconómica, denominado semestre europeo, con el refrendo de las recomendaciones específicas por país». Asimismo, se han fijado «nuevas metas para la profundización del mercado interior en cuestiones como la economía digital y, a petición de España, se ha incluido una referencia al mercado único de la energía». Además, se ha analizado el desarrollo del Plan de Inversiones para la UE, las negociaciones internacionales en curso y los trabajos sobre fiscalidad internacional.

En el ámbito de las relaciones internacionales, el presidente ha apuntado que se ha dado «la bienvenida a la nueva estrategia global de la Unión para política exterior y seguridad presentada por la Alta Representante», se ha tratado «la relación de cooperación entre la OTAN y la UE y se ha tomado nota de la evolución en Libia»

ESCOCIA

Preguntado por la situación de Escocia tras el resultado del referéndum en el Reino Unido, Rajoy ha declarado que Escocia no tiene competencias para negociar con la Unión Europea, según los tratados de esta: «El Gobierno español se opone -estoy absolutamente convencido de que en esto coincidimos con todo el mundo- a que estas negociaciones se hagan con alguien distinto del Gobierno del Reino Unido».

Y ha subrayado que «si el Reino Unido se va, en la negociación o cuando se vaya, Escocia también se va de las instituciones de la Unión Europea».

 

EL NUEVO GOBIERNO DE ESPAÑA

 

Respecto a la formación del nuevo Ejecutivo tras las elecciones generales, el presidente ha abogado por que se produzca «a la mayor celeridad posible» y por que ese Gobierno cuente con «una amplia base parlamentaria» y sea para cuatro años. A su juicio, eso daría seguridad y confianza y permitiría consolidar la recuperación económica, seguir creando empleo y abordar las reformas pendientes. Si no es posible, ha indicado, «intentaremos gobernar con los votos y con los apoyos que nos han dado los ciudadanos españoles».

Rajoy ha anunciado que a partir de mañana empezará a hablar con los líderes de las distintas fuerzas políticas para ver «cuál es su disposición» y escuchar sus planteamientos. «Lo más importante en este momento es tener la voluntad de llegar a un tipo de entendimiento para dar salida a esta situación, luego ya veremos en qué se concreta esa voluntad», ha dicho.

CONTRA EL TERRORISMO

En relación con al atentado perpetrado anoche en el aeropuerto internacional de Estambul, el presidente, que ha iniciado su intervención condenándolo y expresando la solidaridad del pueblo español con el turco, ha asegurado que «el terrorismo es una amenaza global que necesita una respuesta global».

El jefe del Ejecutivo ha destacado ante los periodistas que la lucha contra el terrorismo requiere apoyo político y la mayor colaboración posible entre los servicios de inteligencia y las fuerzas de seguridad de los distintos países. También ha señalado que está en contacto con los ministros del Interior y de Exteriores y que, por «lo que sabemos hasta ahora», no hay ciudadanos españoles afectados directamente. Desde España se está prestando ayuda a algunas personas que no han podido salir del aeropuerto de Estambul, ha añadido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar