Rajoy tiende la mano a PSOE y C´s aunque no descarta gobernar en minoría

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ofreció ayer su mano a los partidos «moderados» para intentar formar un ejecutivo que «garantice la estabilidad que España necesita». En su comparecencia tras la reunión del Comité Ejecutivo, Rajoy dijo que no va a renunciar a gobernar y que se produciría una situación «verdaderamente grotesca» si las demás formaciones cometieran la «irresponsabilidad antológica» de no dejar formar gobierno a la que ha ganado las elecciones generales. Según explicó, los resultados de las elecciones, en las que el PP obtuvo 137 escaños, «han avalado» la estrategia que defendió desde diciembre, la de «acatar el mandato de las urnas, admitir la necesidad de pactos, ofrecer al PSOE y a Ciudadanos la gran coalición y huir de la teatralización de la política» que, en su opinión, han mostrado los demás.

No obstante, apuntó que está «abierto a todas las fórmulas», ya que si la gran coalición no es posible «habrá que gobernar» aceptando un gobierno en minoría, y no descartando, como dijo, pactar con el PNV y Coalición Canaria. Sobre el veto de Ciudadanos a su persona, Rajoy señaló que sería «el primer dirigente de la historia» que ganando unas elecciones admitiría irse porque lo pidan quienes han perdido. «Vamos a ver si somos serios y nos comportamos democráticamente», subrayó.

Rajoy insistió en que su objetivo es el de «construir» y «mirar al futuro», solicitó a todos los partidos «altura de miras» para evitar una situación como la vivida desde el 20-D y consideró «fundamental» que España tenga un gobierno a finales de julio o principios de agosto «a más tardar».

El presidente en funciones iniciará la ronda de contactos con los partidos, empezando por el PSOE, en cuanto vuelva de Bruselas, adonde viajará hoy para asistir la reunión del Consejo Europeo por la crisis causada por el Brexit.

En una entrevista en la cadena COPE, Rajoy aseguró que intentará «arbitrar una fórmula de gobierno», y no sólo asegurarse la investidura, porque se necesita «un mínimo entendimiento» para gobernar. Volvió a apostar por la gran coalición, aunque no descartó «absolutamente nada», si bien insistió en que «en temas fundamentales» necesitan al PSOE.

Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, antes de participar en el Comité Ejecutivo, reclamó a PSOE y Ciudadanos que «respeten la voluntad» de los electores, abandonen el «bloqueo» y los «vetos» de la pasada legislatura y colaboren con el PP en la gobernabilidad del país.

El expresidente del Gobierno José María Aznar felicitó al «ganador» de las elecciones. «El PP ha demostrado una gran solidez y merece mi elogio», apuntó y se ofreció «en lo que sea útil» para que Rajoy pueda formar gobierno.

EL PAÍS destaca que Rajoy «está dispuesto a gobernar en minoría con apoyos puntuales». Según el diario, «los partidos esperan que Rajoy se mueva sin renunciar a sus vetos». «Rajoy quiere formar Gobierno en julio aunque sea en solitario», es el titular de primera de EL MUNDO. ABC apunta que «Rajoy quiere un gobierno de coalición con un programa pactado para agosto». LA RAZÓN señala que Rajoy «marca como prioridad negociar la abstención del PSOE». También LA VANGUARDIA destaca que Rajoy «confía en que el PSOE se abstenga en su investidura». Bajo el titular «Efecto ‘Brexit'», el diario sostiene que «un fin de semana inundado de noticias negativas sobre el futuro ha propulsado al PP». «Enrocados», titula EL PERIÓDICO a toda página. El diario apunta que «Rajoy irá a la investidura para presionar al PSOE y a Ciudadanos».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar