El PP gana las elecciones mejorando sus resultados

 Con una participación del 69,84% (prácticamente similar a la del 20-D que se sitúo en el 69,67%) y el 100% de los votos escrutados, el PP consigue la victoria en las elecciones generales celebradas ayer con 137 diputados y el 33,03% de los votos, 14 escaños más que en los anteriores comicios. Según se destaca, Mariano Rajoy mejora considerablemente sus resultados, pero no logra los votos suficientes para asegurarse un gobierno en solitario y seguirá necesitando pactar con otros partidos para poder formar gobierno. En segunda posición se sitúa el PSOE, que con el 22,66% de los votos consigue 85 diputados, superando el temido sorpasso de Unidos Podemos, a pesar de que pierde 5 escaños respecto a las elecciones del pasado diciembre.

Como tercera fuerza política aparece Unidos Podemos, que obtiene el 21,10% de los votos y 71 diputados, y ve frustrado su propósito de adelantar electoralmente al PSOE. Además, el resultado de Unidos Podemos no mejora el que obtuvieron por separado Podemos e Izquierda Unida en las últimas elecciones. Ciudadanos, que sufre un fuerte retroceso, sigue siendo la cuarta fuerza política, con el 13,05% de los votos y 32 escaños, ocho menos que en el pasado diciembre. En cuanto a las formaciones nacionalistas, ERC obtiene los mismos resultados que el 20-D, es decir, 9 diputados, al igual que CDC, que sigue obteniendo 8 diputados. En el País Vasco, el PNV pierde un diputado respecto al 20-D y se queda con 5. También HB-Bildu conserva sus 2 diputados. Coalición Canaria también mantiene el diputado obtenido en las pasadas elecciones.

EL ACUERDO ENTRE PARTIDOS SIGUE SIENDO IMPRESCINDIBLE

 

La situación política, según reflejan los medios, sigue prácticamente igual que antes de las elecciones, es decir, bloqueada, puesto que el partido ganador, aun mejorando claramente sus resultados, sigue necesitando el apoyo de otros partidos para poder formar un gobierno estable. Ni siquiera la suma de escaños del PP con Ciudadanos (169 diputados), alcanzaría la mayoría absoluta (176). Una mayoría que tampoco alcanzaría la suma de escaños entre PP, Ciudadanos, PNV y CC, que sumarían 175, a uno de la mayoría absoluta. En el bloque de la izquierda, la suma de votos del PSOE y de Podemos, 158, también se queda lejos de la mayoría absoluta.

El PP, apuntan algunos analistas, fortalecido tras haber conseguido 14 escaños más que en las pasadas elecciones, podría esperar ahora que un PSOE debilitado, que pierde cinco escaños, se preste a permitir otro gobierno de Mariano Rajoy, bien en solitario, o bien junto a Ciudadanos. También podría contemplarse una «coalición a la alemana» entre PP, PSOE y Ciudadanos, más improbable. Si el PP no puede formar gobierno, el PSOE necesitaría el apoyo de Unidos Podemos y Ciudadanos, o bien de Unidos Podemos y los partidos nacionalistas (ERC, CDC y PNV). En cualquier caso, por bloques ideológicos, el centro-derecha de PP y Ciudadanos logra un millón y medio de votos más que el bloque de izquierda de PSOE-Unidos Podemos, según se subraya.

EL PP GANA EN LOS FEUDOS DEL PSOE

 

Una de las claves que apuntan los diarios a la hora de valorar la victoria del PP en estas elecciones es la de que el denominado «voto útil» se ha decantado claramente por esta formación, sobre todo en algunos territorios dominados tradicionalmente por el PSOE, como Andalucía y Extremadura. El PP también ha recuperado votos en otros territorios como Galicia, Valencia, Murcia, Madrid y Cataluña. En total, el PP consigue 600.000 votos más que en las pasadas elecciones, mientras el PSOE pierde más de 100.000 votos, la mayoría en sus feudos tradicionales. Cuantitativamente, no obstante, es Unidos Podemos la coalición que más votos pierde en estas elecciones, más de un millón, si se suman los votos obtenidos por Podemos e Izquierda Unida en las anteriores elecciones. Ciudadanos, en esta línea, también se deja cerca de 400.000 votos en estas elecciones.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar