La prensa pide que gobierne el partido más votado

EL PAÍS:

EL PSOE DEBE PERMITIR GOBERNAR AL QUE TENGA LOS VOTOS

La prioridad es la de hacer posible un pacto que garantice un Ejecutivo estable, aunque sea necesario pasar por encima de intereses partidistas o personales. El resultado del PP le concede la iniciativa para formar Gobierno, aunque sigue lejos de poder gobernar en solitario, por tanto, para intentar la formación de un Ejecutivo tiene que abrir un diálogo responsable y sincero. Seguimos creyendo que la retirada de Rajoy facilitaría ese proceso, pero seguramente el presidente verá el resultado electoral como una reivindicación personal. Para facilitar la gobernabilidad, el PSOE debe escuchar el mandato de los electores de que permanezca en la oposición y permita con su abstención que gobierne aquel que tenga los votos necesarios para hacerlo. Es la hora de la generosidad de los partidos y de aceptar mayores dosis de sacrificio para conseguir un pacto. Se necesitan soluciones para la estabilidad de España.

EL MUNDO:

RAJOY TIENE QUE SER QUIEN GOBIERNE

Los españoles han decidido dar otra oportunidad a Rajoy, único líder que sale reforzado de las elecciones de ayer. Estos comicios no han supuesto un cambio radical de escenario, pero han aportado matices para que los partidos lleguen a acuerdos para dejar gobernar a la lista más votada. Es posible que el PSOE se abstenga en la última votación de investidura para permitírselo a Rajoy. Otra posibilidad es un pacto del PP con C’s, con el apoyo externo o la abstención de alguna otra formación. En definitiva, pedimos a los partidos sentido de la responsabilidad. Y confiamos en que van a tener la generosidad suficiente para pactar un Gobierno estable que, según han determinado las urnas, debería estar presidido por Rajoy. Las urnas han emitido su veredicto y ello debería ser asumido por todas las fuerzas políticas. Esta es la regla de oro de la democracia y, por ello, Rajoy debe ser quien gobierne.

ABC:

SÓLO LA ESTRATEGIA DE LOS POPULARES HA TENIDO ÉXITO

El único vencedor de las elecciones ha sido el PP. C’s y PSOE tendrán que elegir la fórmula para facilitar un Gobierno popular: voto a favor o abstención. Ni Sánchez ni Rivera pueden objetar de nuevo el veredicto de las urnas. De todas las estrategias puestas en marcha, sólo la de las populares ha tenido éxito. El PSOE rompe su suelo electoral, abocándose a una crisis de tinte refundacional que exige revisar su papel en la España actual. Iglesias sufre una derrota que no esperaba, cegado por una arrogancia frente al PSOE para la que no tenía credenciales. C´s ha pagado dos errores de bulto: el pacto con el PSOE y la obcecación de su líder contra Rajoy. Rivera no ha sabido decir para qué quería estar en la política española, más allá de repetir eslóganes regeneracionistas. El claro vencedor es Rajoy, aunque debe interpretar con cautela los resultados porque carece de mayoría suficiente para acudir con garantías a la investidura. Rajoy debe buscar apoyos o abstenciones desde el primer momento.

LA RAZÓN:

RAJOY DEBE GOBERNAR

La victoria del PP ha sido inapelable. Rajoy refuerza su liderazgo después de hacer valer en la campaña su labor de gobierno y la necesidad de continuar el trabajo hecho. El PSOE sigue siendo la segunda fuerza nacional pero los socialistas siguen bajando en una progresión alarmante. La unión de Podemos e Izquierda Unida sólo ha servido para destrozar a la formación de Garzón. Podemos ha pagado la soberbia de su líder, su desmedida ambición y el inmenso error de plantear las elecciones como un enfrentamiento entre dos bloques. España no es eso y es posible que el populismo izquierdista de Podemos haya tocado fondo. Ahora hay que reclamar que el socialismo español actúe con responsabilidad: debe permitir que Rajoy forme gobierno. Si el PSOE no permite con su abstención que Rajoy gobierne, se abre el peor escenario de todos. A partir de hoy los líderes que anteponen los intereses de España a los de su partido deben empezar a hablar.

LA VANGUARDIA:

URGE UN ACUERDO

Es preciso que el calendario institucional que se abre hoy se caracterice por el afán de acuerdo. Las distintas formaciones deben negociar para que cuando llegue el 19 de julio, en que se constituirán las nuevas Cortes, se haya prefigurado ya un esquema de acuerdo. España sufre una crisis institucional sin precedentes desde que se inició la transición. Necesita urgentemente un gabinete con fuerza y respaldo para llevar adelante las grandes reformas institucionales pendientes. Para ello se requiere voluntad pactista. Una voluntad que arrincone y destierre la política de líneas rojas y que explore soluciones conjuntas de futuro. Eso puede ser complicado o exigir sacrificios u obligar a unos y otros a ceder. Pero hay que hacerlo. Porque los intereses de los partidos no están por encima de los de los ciudadanos. Y porque el deseo de la gran mayoría de los ciudadanos que les votan es poner fin cuanto antes a esta etapa de gobierno en funciones y sin auténtica capacidad para gobernar.

EL PERIÓDICO:

SE NECESITA UN ACUERDO QUE NO DEBE DEMORARSE

El resultado de las elecciones deja a España de nuevo al albur de la capacidad negociadora de los partidos. El PP de Mariano Rajoy ha sido el vencedor de las elecciones pero, pese a ser la lista más votada, para gobernar con mayoría absoluta el PP debe forjar una mayoría con alguien más que C’s. Ese apoyo sólo puede venir del PSOE, algo a lo que Sánchez se ha resistido hasta ahora. Se necesita un acuerdo que no debe demorarse más que lo razonable. La incapacidad de los partidos para alcanzar un pacto de Gobierno llevó a estas nuevas elecciones, y los ciudadanos han vuelto a poner la pelota encima de su tejado. Urge, por tanto, responsabilidad y sentido del Estado de todos. Unas terceras elecciones son un escenario a evitar a todas luces.

CINCO DÍAS:

HAY QUE ANTEPONER EL INTERÉS GENERAL AL PARTIDISTA

En estos momentos complicados para España, y de gran incertidumbre política y económica global, es la hora de apelar a la responsabilidad de las fuerzas políticas para que los intereses de España se sitúen por delante de los intereses partidistas, lo contrario a lo ocurrido desde diciembre. Lo que el interés general dice es que se forjen amplios consensos para formar un Gobierno capaz de tomar decisiones. La opción de un Ejecutivo en minoría, lejos de los votos necesarios para aprobar leyes en el Parlamento, solo es aceptable como mal menor antes que volver a las urnas. La salida más razonable sigue pasando por algún tipo de entendimiento entre PP y PSOE, que puede incluir a C’s, menos relevante ahora. Con sus diferencias ideológicas, unen a estos tres partidos el compromiso con la Constitución, con la UE y con la economía de mercado. Desde el punto de vista de los inversores, el escenario ideal sería un Gobierno de gran coalición que incluyera a PP, PSOE y que aborde las reformas que requiere el país, las económicas y las de regeneración democrática.

EL ECONOMISTA: LA VICTORIA DEL PP Y EL FRENO A PODEMOS DAN ESTABILIDAD

La victoria del PP, ampliando su mayoría, demuestra que los electores rehúyen las aventuras en un momento en el que las incertidumbres económicas se avivan. Si a ello se suma el acertado cambio de estrategia del PP, que impulsó a su candidato, Mariano Rajoy, a asumir una mayor presencia pública, puede entenderse que los populares rocen la mayoría absoluta si suman los apoyos de Coalición Canaria, PNV y, sobre todo, C’s, que sigue llamado a desempeñar un importante papel como formación bisagra. El discurso populista y la arrogancia de Podemos han dado claras muestras de agotamiento, mientras el líder socialista, logra salvarse al haber evitado elsorpasso. Ahora bien, el hecho de que su partido haya registrado un nuevo mínimo de escaños debe disuadir a Sánchez de toda intentona de formar un Gobierno de izquierdas o de precipitar unas terceras elecciones. Es al centro derecha a quien le corresponde intentar conformar un Ejecutivo. Es probable que éste no cuente con mayoría absoluta, pero eso no le impedirá preservar las reformas de la penúltima legislatura.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar