El Brexit marcó el final de la campaña electoral

La campaña electoral para las elecciones del 26-J vivió su última jornada bajo los efectos del Brexit. En líneas generales, todos los partidos analizaron las posibles consecuencias de la salida del Reino Unido de la UE y la calificaron de mala noticia para los británicos, los europeos y los españoles. En una comparecencia en el Palacio de la Moncloa, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, adelantó que se reunirá con los líderes de los principales partidos antes del Consejo Europeo de la próxima semana.

Rajoy defendió que España tiene ahora gran parte de sus necesidades financieras cubiertas y un sistema saneado que permitirá al país afrontar en condiciones de solidez las posibles turbulencias que pueda ocasionar el Brexit. Asimismo, garantizó a los españoles que residen o realizan actividades comerciales en el Reino Unido o Gibraltar que seguirán manteniendo todos sus derechos «sin ninguna restricción» hasta que no se complete la salida de ese país de la UE, al igual que a los británicos que residen y trabajan en España. También pidió tranquilidad a empresas y operadores económicos, que mantienen, dijo, la libertad de establecimiento, de prestación de servicios o de importación de mercancías.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, hizo un llamamiento a todos los partidos para trabajar juntos de cara a fortalecer la posición de España, que es la de defensa de la UE, de los valores europeos y del proceso de integración.

Por su parte, el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, mostró su «preocupación», y apostó por «más Europa» para que no se interprete el Brexit como «el principio del fin del proyecto». También se refirió a Gibraltar, cuyos ciudadanos rechazaron casi por unanimidad la salida de la UE, y apostó por «una cosoberanía británico-española» durante un tiempo que aboque a su «restitución» a España. Sáenz de Santamaría hizo hincapié en este asunto: «Con referéndum o sin referéndum sobre el Brexit, el Gobierno siempre ha considerado que Gibraltar forma parte de España y del Estado español».

Desde el PSOE, Pedro Sánchez dijo que el Brexit es «un golpe muy duro» y advirtió de que lo que ha ocurrido en el Reino Unido se debe a la «confluencia entre una derecha irresponsable y el populismo». En este sentido, pidió el voto para evitar que esa situación se dé en España.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pidió «altura política suficiente» para no mezclar una cuestión de política exterior con las elecciones del próximo domingo, y no aprovechar el referéndum británico «para ganar un puñado de votos». Tras calificar la decisión del Reino Unido de «mala noticia» para la UE, recordó que su partido ha sido el único que hizo campaña a favor de la permanencia y añadió que ahora toca «refundar la UE, devolverla a los valores sociales que convirtieron a Europa en un espacio atractivo para los pueblos».

También, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tachó el Brexit de «mala noticia», pero dijo que es también una «oportunidad» para afrontar las reformas pendientes como única vía para detener a los «populismos» que crecen en el continente, y también en España.

El expresidente del Gobierno Felipe González arremetió contra la «irresponsabilidad» de David Cameron por convocar el referéndum. Su sucesor en el cargo José María Aznar alertó de que Europa se empieza a descoser y criticó que la soberanía parlamentaria se haya deslizado en los últimos años por «la peligrosa pendiente de la política plebiscitaria».

En relación con Gibraltar, el Gobierno británico aseguró ayer que no se involucrará «jamás» en un proceso de negociaciones sobre la soberanía. En este sentido, el ministro principal, Fabian Picardo, dijo que el Brexit no afectará a la soberanía de Gibraltar.

EL PAÍS destaca que el Brexit marcó el cierre de campaña. De igual modo lo refleja LA RAZÓN, que titula: «votar bajo el ‘efecto Brexit'».EL MUNDO señala que «PP, PSOE y C’s cargan contra Podemos por sus ataques a la UE». Según LA VANGUARDIA, «el puñetazo inglés aturde y agobia la repetición electoral española». «Entre la serenidad y los avisos por el referéndum», titula EL PERIÓDICO. Por último, ABC dice que «los partidos cierran una campaña marcada por el Brexit, los posibles pactos poselectorales y las grabaciones ilegales al ministro».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar