Sánchez, convencido de la «remontada»

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, expresó ayer su optimismo ante la recta final de la campaña al afirmar que «hay remontada» y que la movilización va a impedir que Unidos Podemos quede como primera fuerza de la izquierda. En un mitin en Alicante, Sanchez subrayó que «el voto más inútil» es dárselo a aquél con quien nadie quiere pactar y que ha dicho que no quiere presentarse a la investidura, en alusión a Rajoy, y a quien ha demostrado «absoluta incapacidad para acordar con otros partidos», en referencia a Iglesias.

Sánchez dijo que tras el 26-J se tiene que abrir una nueva etapa presidida por «la honradez, la ejemplaridad y la decencia» frente a escándalos como el de las conversaciones del ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, con el director de la Agencia Antifraude de Cataluña. Para Sánchez, es «muy grave» que el ministro siga en su cargo, pero consideró comprensible que teniendo en cuenta que el PP «ha instrumentalizado todas las instituciones para sus fines partidarios» y ha confundido «la mayoría absoluta con el absolutismo».

En Murcia, Sánchez afirmó que ser de izquierdas es ser «internacionalista, no nacionalista ni independentista». Para el líder socialista, «la unión es un valor y la separación es un problema». También pidió a los socialistas que se movilicen el domingo y vayan a votar porque el PSOE es el único partido que garantiza la no injerencia de la política en las instituciones judiciales.

El expresidente del Gobierno Felipe González afirmó ayer, en la emisora colombiana, que el PSOE «no tiene vocación de muleta» de Rajoy ni de Iglesias. Por su parte el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra invitó a los socialistas, en un mitin en Pontevedra, a no arrugarse frente a la triple alianza contra su partido, que conforman, a su juicio, el PP, Unidos Podemos y los medios de comunicación».

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar