Feijóo pide el voto frente a los que no hacen caso a los ciudadanos

Feijóo_Narón Ferrol_acto campaña_24062016_2

Feijóo_Narón Ferrol_acto campaña_24062016_1El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, pidió el voto frente a los que desobedecieron a las urnas y a los que no hicieron caso a los ciudadanos.

Durante un encuentro con interventores celebrado en Ferrol y en el que estuvo acompañado por el presidente local, José Manuel Rey Varela, y por el presidente provincial, Diego Calvo, el dirigente señaló que esta campaña nunca debería haberse celebrado y que recuerda a un fracaso de unas urnas que no se escucharon, se desobedecieron y a las que los políticos vulneraron.

Por este motivo, Feijóo aseguró que espera que mucha gente vote de forma clara para conseguir que no se vuelva a repetir este fracaso de la democracia ni esta forma frívola de entender los resultados.

Pola su parte, dijo que los populares seguirán con su trabajo en Galicia y que el próximo lunes será un día común, de trabajo, de gobierno, de tomar decisiones, de funcionamiento de las instituciones y de estabilidad en la comunidad.

En ese sentido, destacó los efectos prácticos y las ventajas de tener un gobierno y una política estable, y un proyecto para Galicia. Por eso, garantizó que, ocurra el que ocurra el domingo, nuestra comunidad seguirá tomando decisiones y el Gobierno de la Xunta seguirá trabajando.

Además, señaló que los gallegos sabemos que somos españoles y nos interesa el país porque lo que ocurre en España tiene relación con la comunidad. De este modo, apuntó que debemos seleccionar aquella propuesta más respetuosa con nuestros intereses y que sea válida para el conjunto del país y todas sus Comunidades Autónomas.

 

 

UN PRESIDENTE QUE «CONOCE Y AMA GALICIA»

Asimismo, aseguró que ahora también tenemos la oportunidad de volver a escoger la un presidente del Gobierno que conoce y ama Galicia, que es gallego y que lleva nuestra comunidad en el corazón, en el Boletín Oficial del Estado y en la mesa de Gobierno: Mariano Rajoy. «ES una oportunidad histórica que no debemos desaprovechar», dijo.

Por otra parte, Feijóo reconoció que el PP no es un partido populista o de extremos sino que está centrado en el futuro y que lo que le interesa no es acabar con la riqueza sino con la pobreza.

Así, contrapuso el efecto de la política populista que sólo se centra en las ideologías, en la división y en los bandos; con la política moderada de los populares, basada en las personas y en resolver sus problemas.

Y es que, según Feijóo, hay políticos de dos clases: los que resuelven problemas y los que los crean; los que consiguen con su trabajo y esfuerzo que la gente viva mejor o los que, por su irresponsabilidad, hacen que la ciudadanía viva cada vez peor.

En ese sentido, admitió que el PP no usará el dolor y las dificultades de las personas para mandar en ellas «porque nosotros estamos a la disposición de la gente». Tal y como precisó, el objetivo no es el poder sino el servicio, al igual que aseveró que, como partido democrático, los populares acepterán el resultado de las urnas este domingo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar