Rajoy atribuye las filtraciones a una maniobra electoral

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, expresó su «plena confianza» en Jorge Fernández Díaz y aseguró que no dimitirá tras la difusión de sus conversaciones con el director de la OAC. Rajoy se refirió a esta filtración en el programa El Hormiguero de Antena 3, donde insistió en que no conoció hasta ayer la existencia de dicha reunión y que el ministro le explicó que este tipo de conversaciones son habituales.

Rajoy achacó la filtración a la campaña electoral. En este sentido, se preguntó por qué se ha difundido ahora esta grabación, justo en la recta final de la campaña. Garantizó que no ha habido ninguna conspiración contra los independentistas catalanes. «Eso es absolutamente falso», subrayó. Tras instar a esperar al resultado de la investigación abierta por la grabación, aseguró que él está «muy tranquilo» y también lo está el ministro del interior.

Desde el Gobierno, la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió prudencia. «Hay que ver qué hay de verdad en estas cuestiones», manifestó en declaraciones en La Sexta. El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, consideró «suficientes» las explicaciones de Fernández Díaz y censuró que se grabe a un ministro en su despacho. De igual modo, el ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, dijo que es «grave» que se graven las conversaciones del titular de Interior, y atribuyó su difusión a «una estrategia política». El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, advirtió «malas artes» en la publicación de estas conversaciones a cinco días de las elecciones. Mientras, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, respaldó al ministro y consideró «gravísimo» que se pueda gravar a un ministro y nadie se escandalice.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar