La oposicion reclama la dimisión del ministro

Los candidatos del PSOE, Pedro Sánchez; Podemos, Pablo Iglesias; y Ciudadanos, Albert Rivera, exigieron la dimisión del ministro del Interior en funciones y extendieron la responsabilidad al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. También el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, reclamó la dimisión de Fernández Díaz.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, exigió el cese «inmediato» del ministro del Interior en funciones, ya que de lo contrario el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, «se hará a sí mismo responsable de su conducta». Sánchez compareció ante los medios en el Parador de Oropesa (Toledo) para leer una declaración ante los medios por la «gravedad» de la situación. A su juicio, Fernández Díaz «no puede seguir ni un minuto más como ministro, porque lo exige la dignidad de la institución del Gobierno». Se trata, remarcó, de «un abuso de poder que quebranta reglas esenciales de la democracia» y que se agravaría en el caso de que Rajoy conociera las gestiones que hizo el ministro. Sánchez subrayó que los españoles tienen el próximo domingo la oportunidad con sus votos de «hacer dimitir a este mal Gobierno».

Por otro lado, Sánchez anunció que su partido se querellará contra el director de la OAC, Daniel de Alfonso, por insinuar que los socialistas catalanes están detrás de la filtración de la grabación de sus conversaciones con Fernández Díaz. Concretamente, De Alfonso resaltó la coincidencia de esta filtración con el hecho de que se esté investigando una «presunta financiación ilegal» del PSC.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cree que Fernández Díaz debe dimitir de manera «fulminante» y si no lo hace debería ser cesado por el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. También desde Podemos, Íñigo Errejón consideró que de confirmarse las grabaciones el ministro debería dimitir porque sería «extremadamente grave» e «indigno» para la democracia española. En su opinión, el PP se ha convertido en una «amenaza para las instituciones y para la democracia». Por su parte, el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, reclamó a Fernández Díaz, no sólo su dimisión, sino que no recoja su acta en caso de ser elegido diputado en las elecciones del domingo.

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, pidió al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que aclare si «dio instrucciones» al titular de Interior para hacer un «montaje» en contra de ERC y CDC. Calificó de «muy grave» lo ocurrido y afirmó que un ministro del Interior «no puede inventar pruebas ni tramas» y advirtió de que España «no es Venezuela», aunque algunos actúan como si lo fuera: «Mucho hablar pero luego son igual que en Venezuela», conspirando contra la oposición.

Desde las formaciones nacionalistas catalanas denunciaron un complot y reclamaron, asimismo, la dimisión de Fernández Díaz e incluso de Mariano Rajoy. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pidió la dimisión del ministro por lo que definió de «GAL mediático» y «guerra sucia». Su antecesor en el cargo, Artur Mas, denunció una conspiración del Estado contra el soberanismo y exigió el archivo de la causa judicial por el 9-N. Por su parte, el líder de ERC, Oriol Junqueras, habló de «conspiración criminal».

ERC y CDC quieren que tanto el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, como el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, acudan al Congreso para dar explicaciones sobre las grabaciones.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar