Sanchez asegura que no apoyará la investidura de Iglesias

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, aclaró que no apoyará una investidura de Pablo Iglesias porque «no cumple» los principios irrenunciables del PSOE para pactar un Gobierno. «No vamos a apoyar a ningún gobierno que fragmente la soberanía nacional de España y no vamos a apoyar a ningún gobierno que cuestione la viabilidad económica y social de nuestro estado del bienestar y del incipiente crecimiento económico que ahora estamos disfrutando», aseguró.

Asimismo reiteró que «en ningún caso» apoyará a Mariano Rajoy o a otro candidato del PP, pero avanzó que volverá a intentar gobernar con Podemos y Ciudadanos, mostrándose abierto a tener ministros de ambas formaciones y siempre que Podemos renuncie a defender el derecho de autodeterminación. «Si triunfan las tesis más duras de Podemos, las de Iglesias y Monedero, será imposible. Pero si el PSOE sale fuerte y gana las elecciones, aquellos que dijeron ‘no’ se verán obligados a decir ‘sí'», indicó.

En un acto de campaña en Villa de Vallecas, Sánchez hizo un llamamiento a los votantes socialistas fugados a Podemos para que no voten a Iglesias como alternativa a Rajoy. «No se puede elegir entre lo malo y lo peor, ni sustituir un problema por otro», dijo, y apostó por «un cambio que sume y que no reste» frente a «la intransigencia y los extremos». «No os vamos a fallar, vamos a cumplir. Somos una alternativa solvente, con proyecto, equipos, renovación e ideas», proclamó.

Por la noche, en el programa El Hormiguero de Antena 3, Sánchez aseguró que las encuestas internas que maneja el PSOE le dan mucho mejor resultado que el que reflejan las publicadas hasta ahora. Recalcó que no podrá gobernar «un partido solo» y que «nadie» quiere pactar con Rajoy y el PP. Sobre el presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, dijo que «nunca te dice que no pero tampoco te dice que sí». «Nunca sabes muy bien», añadió.

Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, indicó en un acto electoral en Roquetas de Mar (Almería) que Rajoy e Iglesias están «encantados el uno con el otro» porque «ambos se están haciendo el juego» en esta campaña y que «Rajoy es muleta de Iglesias e Iglesias es muleta de Rajoy para hacerle daño al PSOE». Y advirtió a ambos que «no sueñen con los votos del PSOE», que serán «para un Gobierno socialista con Pedro Sánchez a la cabeza».

Los diarios reflejan que el PSOE lanzará una ofensiva en la recta final de la campaña, a través de llamadas a domicilios y reparto de folletos, para tratar de ganar entre 400.000 y 900.000 votos hasta el domingo. Según ABC, «PSOE y C´s buscan con medidas de urgencia retomar el pulso de la campaña».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar