Sánchez busca votos en Cataluña defendiendo su «singularidad»

El candidato socialista a La Moncloa, Pedro Sánchez, defendió ayer que Cataluña «se merece un sí» después de cuatro años con un gobierno en Madrid que le ha dicho «muchas veces no» y recalcó que el único partido que apuesta por su «singularidad» en el marco de una España federal es el PSOE.

«España no se puede gobernar si no se estima a Cataluña y decir sí al PSOE será decir sí a un gobierno en Madrid que estime a Cataluña y decir no a Rajoy», proclamó Sánchez en la localidad barcelonesa de L’Hospitalet, en un acto que será su única intervención en Cataluña y en el que estuvo acompañado por Meritxell Batet, cabeza de lista en esta comunidad autónoma, y por Miquel Iceta, secretario general de PSC. Votar PSOE, continuó, será «decir sí a las singularidades de Cataluña, al pacto político, a la reforma constitucional, a un nuevo sistema de financiación, al corredor del mediterráneo, a la ley de dependencia, a la sanidad pública, gratuita y universal, y a un nuevo estatuto de los trabajadores con derechos laborales». En esta línea, según subrayan varios diarios, Pedro Sánchez volvió a rechazar la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña. «Cuando una solución genera un problema no es una solución», dijo, para pasar a defender una reforma de la Constitución en que se contemple un modelo federal en el que Cataluña tenga encaje.

Antes que Sánchez, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, resaltó que Cataluña «no está intentando dividir territorios, ni quiere privilegios. Queremos justicia, justicia para este pueblo, justicia para todos los pueblos de España, nosotros solo queremos un tratamiento fiscal justo», señaló, en lo que se interpreta como una réplica a los reproches formulados por Susana Díaz. Este cruce de declaraciones lleva a ABC a señalar que «en Ferraz el choque Díaz-Iceta genera tensiones».

Ya en Valencia, donde se trasladó por la tarde, Sánchez defendió el derecho de las minorías en una marcha del orgullo gay y reivindicó, en la Fiesta de la Rosa organizada por los socialistas, «el poder del voto», avisando de que sólo «un PSOE fuerte» hará que quienes rechazaron su investidura el pasado mes de marzo tengan que decir después del 26-J. «El socialismo no es resignación, es lucha, a nosotros nadie nos ha regalado nada, y lo vamos a demostrar llenando de puños y rosas las urnas el próximo 26 de junio», proclamó, para añadir que «la única salida al bloqueo de los extremos es la del PSOE, es la única solución que tiene España». Sánchez estuvo acompañado por el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, con el que compartió una cena-mitin en la Ciudad de las Artes. En su última intervención de la jornada, el líder del PSOE interpretó como un «desencanto de los votantes de Podemos» el que hasta Pablo Iglesias reconociera «que los mejores presidentes son socialistas».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar