Rajoy promete bajar los impuestos y ayudas fiscales para crear empleo

Rajoy_presentación programa electoral en Barcelona_04062016

 

 

El candidato del PP a la reelección como presidente del Gobierno presentó ayer en Barcelona un programa electoral basado en 26 medidas «razonables y reales», entre las que destaca la bajada en dos puntos del IRPF en todos los tramos, el mínimo del 19% al 17%, y el máximo del 45% al 43%. «Los subimos para evitar la quiebra de España, pero, a medida que llega la normalidad al país, vamos a bajar el IRPF a los españoles una vez más», indicó Mariano Rajoy. Las medidas que propone su partido, añadió, representan a la perfección las señas de identidad del PP, basadas en la «libertad de actuación, igualdad de derechos, deberes y oportunidades, y se centran en las personas». Son políticas que, en su opinión, todo el mundo entiende y que dan respuesta a los problemas reales de los ciudadanos. En esta línea, prometió que bajará el Impuesto de Sociedades, que los parados de larga duración que inicien un negocio no pagarán IRPF los primeros dos años, y que promoverá que los contratos temporales se conviertan en fijos mediante incentivos fiscales a los empresarios.

El programa del PP contempla que durante cuatro años estarán exentos los primeros 500 euros de cotización de los nuevos contratos indefinidos y de los temporales que se conviertan en fijos, que todos aquellos que encuentren su primer empleo no pagarán IRPF el primer año, así como la extensión de la tarifa plana de autónomos y quienes inicien un negocio, que pagarán solo 50 euros al mes durante el primer año. Según Rajoy, si el PP gana las elecciones mantendrá tanto las políticas económicas como las reformas puestas en marcha en estos años, con el «objetivo capital» de crear empleo.

Educación, concertación familiar y lucha contra la corrupción

El líder del PP reivindicó la libertad de elección de las familias para escoger el proyecto educativo de sus hijos, y defendió, en este sentido, la educación concertada. También avanzó que impulsará un plan de fomento del bilingüismo para que en 10 años la mitad de los centros públicos sean bilingües. Se comprometió, además, a la financiación de una mochila digital, con libros y dispositivos para todos los alumnos. En materia de conciliación, Rajoy afirmó que promoverá que la jornada laboral termine a las 18.00 horas, una medida que se sumaría a un Plan de Apoyo a la Maternidad, que pondría especial atención a las madres adolescentes, con ayudas de hasta 2.000 euros, así como el aumento de la duración del período de excedencia por cuidado hijos en caso de familia numerosa.

Tras aceptar que «no siempre se hicieron las cosas bien», Rajoy argumentó que al PP le ha tocado gobernar en una etapa muy difícil y que los balances deben ser globales y generales. El presidente en funciones aseguró que si es reelegido impulsará una medida para que los altos cargos que sean encausados por un delito de corrupción sean cesados en su puesto cuando se les abra juicio oral. También dijo que reducirá los aforamientos de los cargos electos y que no se concederán indultos a los condenados por corrupción. Además se comprometió a promover una reforma electoral para que gobierne la lista más votada en el ámbito municipal.

Puigdemont, en manos de los antisistema

Rajoy se refirió también a la situación política que se vive en Cataluña tras la nueva crisis abierta en el Parlamento autonómico por la negativa de la CUP a aprobar los presupuestos. En este sentido, reprochó al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, «haber caído en manos de los antisistema» y le recordó que hubo tiempos en los que el PP «apoyó las cuentas catalanas, antes de que se iniciase el viaje sin retorno del independentismo». «El Gobierno de la Generalitat», dijo el presidente en funciones, «ha encontrado más lealtad y más colaboración en el Gobierno de Madrid que en algunos de sus socios parlamentarios». De esta manera apoyaba la oferta que un día antes había realizado a Puigdemont el portavoz del PP en el Parlament, Xavier García Albiol, de negociar la parte social de los presupuestos a cambio de abandonar el procés. «Estoy convencido de que los ciudadanos ven que cada día se hace más necesario abandonar las quimeras, hoy secuestradas por un atajo de extremistas, y volver a las cosas que importan, a las cosas de las que habla el PP», concluyó el candidato popular.

En el acto de presentación del programa electoral del PP en Barcelona también participaron la secretaria general, Maria Dolores de Cospedal; el ministro de Interior y candidato del PP por Barcelona, Jorge Fernández Díaz; y el coordinador general del PP catalán, Xavier García Albiol, entre otros.

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar