Pedro Sánchez defiende la presunción de inocencia de los dos expresidentes andaluces

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, expresó su «respeto» al trabajo de los jueces y defendió la «presunción de inocencia» de Manuel Chaves y José Antonio Griñán que, subrayó, «no están siendo investigados por haberse lucrado» y que ya asumieron «en primera persona» responsabilidades políticas a finales del año pasado, cuando dimitieron de sus cargos.

Sánchez dijo que no ha hablado con ninguno de ellos y recordó que el partido tiene un código ético «muy exigente» para responder «con contundencia» a los casos de corrupción, ante los que hay que reaccionar «alto, claro y rápido». El líder socialista aprovechó para anunciar que, si llega a la presidencia del Gobierno, impulsará leyes para que la corrupción «no se produzca» y que «sea perseguida, caiga quien caiga, se llame como se llame». «Yo soy un político limpio y mi Gobierno será el de la honradez intransigente», proclamó.

Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, señaló que Chaves y Griñán son dos personas «inocentes» y «honradas», que «nunca se han beneficiado de los cargos que han ocupados» y los han ejercido «con honestidad». El portavoz parlamentario del PSOE andaluz, Mario Jiménez, señaló que el partido confía «plenamente» en que ambos «quedarán libres de cualquier delito» cuando concluya el proceso judicial.

Manuel Chaves y José Antonio Griñán comunicaron hace unos días a la dirección del PSOE su baja voluntaria del partido, anticipándose a la suspensión cautelar que establece el código ético del partido para los afiliados imputados por delitos relacionados con la corrupción. Fuentes socialistas precisaron que se trata de una «suspensión temporal de militancia» hasta que haya sentencia.

Este «gesto» fue resaltado por varios dirigentes socialistas, empezando por Pedro Sánchez. El vicecoordinador del Comité Electoral Federal del PSOE, Óscar López, destacó que Chaves y Griñán «han ido incluso por delante del código ético del PSOE, que es el más estricto de todos», en contraposición a otros que «ni siquiera colaboran con los jueces y tienen hasta fianzas, como el PP, un partido bajo fianza», que «mantiene a la señora Barberá en el Senado» y que «tiene tramas de corrupción a lo largo de toda España». También el secretario de Organización, César Luena, y el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, destacaron que no ha habido «enriquecimiento personal». «No se han llevado ni un céntimo, ni tienen dinero en paraísos fiscales, ni sobres, ni sobresueldos», dijo Hernando.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar