La OCDE eleva al 2,8% su previsión de crecimiento de la economía española

La Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica (OCDE) ha revisado al alza su previsión de crecimiento para la economía española en 2016 hasta el 2,8%, una décima más de lo que había anticipado en noviembre y de lo que espera el Gobierno. Por el contrario, ha recortado en dos décimas las previsiones para 2017, que dejaría el crecimiento del PIB en el 2,3%. En su informe semestral de Perspectivas publicado ayer, la OCDE indica que ha habido «fuerzas positivas» como la disminución del precio del petróleo y otras materias primas, la política fiscal y el crecimiento del empleo.

La creación de empleo en España será en 2016 del 2,9%, lo que se traducirá en una reducción de la tasa de paro del 22,1% de media en 2015 al 19,8% en 2016 y al 18,4% en 2017. El déficit público bajará al 3,7% en 2016, y quedará en el 2,7% en 2017. Por su parte, la deuda se incrementará hasta el 100,3% del PIB este año y caerá hasta el 100,1% en 2017.

Los autores del informe advierten de que en caso de persistir la incertidumbre política, que se mantiene desde las elecciones de diciembre pasado, pesará en los dos factores que componen la demanda: la inversión y el consumo. Además, la OCDE constata que España tiene un problema de baja productividad que dificulta generar un crecimiento sostenible, y sugiere que se reduzca el grado de integración vertical del mercado eléctrico para abrir la competencia en el mismo y que se reduzcan las barreras para facilitar la entrada a la actividad profesional.

Para el conjunto de la economía mundial, la OCDE prevé un crecimiento del 3% para este año y del 3,3% el que viene. Cifras que sólo se alcanzarán si se evitan riegos bajistas, como el Brexit o perturbaciones financieras sobre los mercados emergentes, según advirtió el secretario general, Ángel Gurría.

En los países occidentales, la organización revisa al alza el crecimiento de la zona euro, que será del 1,6%, en lugar del 1,4% previsto en febrero, mientras que en EEUU será este año del 1,8% y en el Reino Unido del 1,7%, excepto si se acaba produciendo el Brexit. La OCDE pide a los jefes de Estado y de Gobierno que apoyen las políticas de los bancos centrales con reformas presupuestarias y estructurales.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, dijo ayer que las previsiones de crecimiento de la OCDE para España son «positivas», incluso «mejores» que las del Gobierno, que eran «muy cautas y prudentes», e indicó que la economía española «capea» las incertidumbres políticas. Por otro lado, De Guindos se mostró confiado en que los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social que se conocerán hoy serán «buenos».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar