Sánchez supedita el acuerdo con Podemos a que incluya a Ciudadanos

 Pedro Sánchez_Pablo Iglesias_exterior Congreso dos DeputadosEl secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, mantuvo ayer una reunión con el líder de Podemos, Pablo iglesias, en la que acordaron iniciar el dialogo para intentar la formación de gobierno. Tras el encuentro, Sánchez apuntó que, “con todas las cautelas y dificultades”, se está “más cerca” de un gobierno del cambio y “más lejos” de la repetición de elecciones, si bien advirtió a Podemos de que debería incluirse a Ciudadanos. Aunque consideró “difícil, complicado, casi imposible” un acuerdo tripartito entre PSOE, Podemos y Ciudadanos, dijo que mantiene un “optimismo moderado” de que se logre la investidura antes de mayo.

Sánchez valoró que Iglesias haya aceptado abrir una negociación a tres con PSOE y Ciudadanos, si bien supeditó todo acuerdo a que se respete el documento firmado con la formación de Albert Rivera y que él es una persona “de palabra”. El líder socialista insistió en que la propuesta de Podemos de que Ciudadanos se abstenga en la votación de investidura “sería un retroceso”. “Todo acuerdo al que eventualmente me pueda someter en una investidura tiene que contar con el sí de Ciudadanos. No puedo decirlo más claro”, enfatizó. A la propuesta de Iglesias de ir a la “vía de los 161” diputados, los que suman PSOE, Podemos, Compromís e IU, Sánchez respondió con la “vía de los 199”, que es la suma de diputados de PSOE, Podemos y Ciudadanos.

El líder del PSOE agradeció “el cambio clarísimo de actitud” de Iglesias y su “predisposición” al acuerdo, y apuntó que él no le pidió que renunciase a ser vicepresidente. Según dijo, cuando Iglesias se postuló para la vicepresidencia “cometió un error” que le hizo sentirse “atacado”. Respecto a la petición del líder de Podemos de que ahora le toca al PSOE ser generoso, Sánchez contestó: “Llevo cediendo 101 días y estoy dispuesto a ceder más”. “Voy en serio y no quiero elecciones. Quiero un gobierno que ponga fin a Rajoy”, subrayó.

Por su parte, Pablo Iglesias transmitió a Sánchez su renuncia a ser el vicepresidente de un gobierno “de cambio”. “Si el problema es mi presencia, renuncio a estar en ese gobierno”, dijo. Ahora, explicó, “no toca hablar de nombres, sino de políticas y programas”, y reclamó la misma “generosidad” a los socialistas. Iglesias se mostró dispuesto a reunirse con Ciudadanos si bien rechazó estar en el mismo gabinete con esta formación. “Le pediré a Albert Rivera que por activa o por pasiva permita un gobierno de coalición a la valenciana” y que “dé una oportunidad a la vía del 161”, explicó.

El equipo negociador de Podemos para afrontar las negociaciones lo encabezará el propio Iglesias, relegando en el puesto a Íñigo Errejón, que fue quien lideró las anteriores conversaciones. No obstante, Iglesias dijo de Errejón que, al igual que Pablo Echenique o Carolina Bescansa, sería un “magnífico vicepresidente”.

Iglesias acudió a la reunión con Sánchez con unas notas de “cesiones” que trasladó a líder socialista, según imágenes captadas por las cámaras de Cuatro. Según estas notas, Iglesias estaría dispuesto a reducir el déficit a un “ritmo mayor” del que figura en su programa, aceptaría “una reforma fiscal menos redistributiva”, abogaría por “elevar el gasto público en 60.000 millones de euros en lugar de 90.000” y “derogar sólo la última reforma laboral”.

La reunión en los diarios

La reunión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es tema de portada en todos los diarios, con matizaciones sobre lo logrado. Para EL PAÍS, “Sánchez pide fe en una misión imposible: gobernar con Podemos y Ciudadanos”. En páginas interiores, el diario apunta que ambos líderes “no llegan a un acuerdo que conduzca al Gobierno”. Según ABC, “Sánchez e Iglesias escenifican más cercanía, pero no alejan las elecciones”. En la misma línea, LA RAZÓN titula: “Representación para el 26-J.

Para EL MUNDO, Sánchez “aprovecha la debilidad de Iglesias para activar el pacto”. “El PSOE ve una oportunidad”, titula. Según LA VANGUARDIA, “Iglesias despeja el camino en busca de pacto con Sánchez”, mientras que EL PERIÓDICO habla de una “segunda oportunidad”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar