Obama y Raúl Castro apuestan por desarrollar la relacion bilateral

El presidente de EEUU, Barack Obama, y el de Cuba, Raúl Castro, mantuvieron ayer una reunión en el Palacio de la Revolución, en La Habana, en el marco de su histórica visita a la isla, la primera de un presidente estadounidense en 88 años. Ambos mandatarios acordaron iniciar un diálogo sobre derechos humanos para discutir las diferencias entre ambos países y poder seguir avanzando en la normalización de relaciones bilaterales.

En una rueda de prensa conjunta tras la reunión que se prolongó durante más de dos horas, Obama defendió un “diálogo constructivo” porque, según dijo, cuando se comparten las creencias en ideas en una “actitud de respeto mutuo” ambas partes pueden aprender. Obama valoró la disposición de Castro a “discutir todos los asuntos que están sobre la mesa” de negociaciones, incluidos los derechos humanos, a pesar de las “profundas diferencias” que mantienen.

Tras la rueda de prensa conjunta, y a la vista de la petición de Castro de que se le entregase la lista de presos políticos en Cuba, la Casa Blanca confirmó anoche que en los últimos años había entregado al Gobierno cubano listas con nombres de presos políticos. También diversas organizaciones se apresuraron a difundir las listas de disidentes detenidos en la isla. En concreto, la Fundación Nacional Cubano estadounidense ha proporcionado una “lista verificada” de 47 presos, mientras que la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional cifró en cerca de 90 los presos por motivos políticos.

Castro se mostró “convencido” de que ambos países pueden “cooperar y convivir pacíficamente en beneficio mutuo por encima de las diferencias” que tienen para “contribuir a la paz y estabilidad” del continente y del mundo. El mandatario cubano denunció la “manipulación política sobre el doble rasero de los derechos humanos” como parte de la “confrontación”. Insistió en que Cuba “defiende los derechos humanos”. Al respecto, apuntó que también son derechos humanos “el derecho a la educación a la salud, a que los niños nazcan en hospitales, a que una mujer cobre lo mismo que un hombre por el mismo trabajo”. Preguntado por un periodista sobre la existencia de presos políticos respondió: “¿Qué presos políticos. Dame los nombres. Si los hay, antes de que llegue la noche van a estar sueltos”.

EL FUTURO DE LOS CUBANOS

Por otro lado, Castro advirtió en contra de vincular cualquier avance en las negociaciones con EEUU a cambios políticos sustanciales ya que, según apuntó, “no debería pretenderse que el pueblo cubano renuncie al destino que libre y soberanamente ha escogido”. En la misma línea, Obama adelantó que “el destino de Cuba lo van a decidir los cubanos, nadie más”.

Asimismo, el presidente cubano condicionó la existencia de “relaciones normales” con EEUU a que se elimine el bloqueo comercial, económico y financiero, y alabó los llamamientos de Obama al Congreso estadounidense para que derogue las normas jurídicas que hacen posible el embargo. También consideró “necesario” para normalizar las relaciones que se devuelva “el territorio ilegalmente ocupado por EEUU en Guantánamo”.

 

Obama_Raúl Castro_La Habana_Cuba_rolda de prensa

Obama, tras dar “la bienvenida” a las reclamaciones de Castro, insistió en que “el bloqueo se va a acabar”. “¿Cuándo? No lo sé. Será después de que acabe mi Gobierno, ya que es un proceso que requiere tener una mayoría en la Cámara de Representantes y mucho más que una mayoría en el Senado”, dijo.

 

“LARGO CAMINO POR RECORRER”

Ambos mandatarios coincidieron en que queda un largo camino por recorrer, pero lo importante es que se han dado pasos para un nuevo tipo de relación. “Destruir un puente es fácil y requiere poco tiempo, pero reconstruirlo sólidamente es mucho más difícil”, dijo Castro, mientras que Obama apuntó que se ha abierto una “nueva era”.

La reunión y la posterior rueda de prensa de Barack Obama y Raúl Castro es tema de portada en todos los diarios. “Obama y Castro buscan nuevos avances pese a las divergencias”, titula EL PAÍS. LA VANGUARDIA titula con las palabras del presidente estadounidense: “El cambio llegará”. “Sin tabús en La Habana”, es el titular de EL PERIÓDICO. Mientras, EL MUNDO, LA RAZÓN y ABC coinciden en destacar las declaraciones de Castro en las que aseguraba que en Cuba no hay presos políticos.

Tras la reunión con Castro, el presidente estadounidense participó en un foro con “cuentapropistas” -emprendedores del sector privado en Cuba-, empresarios estadounidenses y representantes de diversas compañías estatales cubanas. En el encuentro Obama prometió ayudar a que los emprendedores prosperen ya que él “cree” en el pueblo cubano.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar