Obama llega a Cuba

 Barak Obama_Air _Force One_na Habana_Cuba

El Air Force One, avión presidencial estadounidense en el que Barack Obama viajó acompañado de su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha y su suegra Marian Robinson, aterrizó la noche de ayer en el Aeropuerto Internacional «José Martí» de La Habana. El mandatario estadounidense fue recibido por el canciller cubano, Bruno Rodríguez, acompañado de la directora para América del Norte del Ministerio de Exteriores, Josefina Vidal; el embajador de Cuba en EEUU, José Ramón Cabañas, y el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en la isla, Jeffrey de Laurentis.

Nada más aterrizar, el mandatario estadounidense visitó La Habana Vieja acompañado de su familia. En la Catedral, ubicada en el casco histórico de la ciudad, los Obama fueron recibidos por el cardenal Jaime Ortega. Hoy lunes, Obama se reunirá con su homólogo cubano, Raúl Castro, en el Palacio de la Revolución de la capital cubana, tras una ceremonia de recibimiento. Está previsto que al término de su reunión Obama y Raúl Castro hagan una declaración a los medios. Después Obama participará en un encuentro con empresarios estadounidenses y emprendedores cubanos.

Obama__Cuba_anuncio de bienvenida_a la espera

El martes 22, último día de la visita de Obama, el presidente de Estados Unidos ofrecerá una conferencia dirigida al pueblo cubano en el Gran Teatro de La Habana, que será retransmitida en vivo por la televisión oficial de la isla. Ese mismo día tendrá también un encuentro con representantes de la sociedad civil independiente, incluidos representantes de la disidencia interna. Obama y su familia se despedirán de Cuba en la tarde del martes tras asistir a un simbólico partido de béisbol en el Estadio Latinoamericano de La Habana entre una selección local y el Tampa Bay Rays.

Según destacan hoy todos los diarios con profusión, Barack Obama es el primer presidente de Estados Unidos que visita Cuba en casi 90 años y el único que lo ha hecho desde el triunfo de la revolución castrista en 1959. La visita, histórica, formaliza, según se subraya, el inicio de la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar