13 víctimas mortales en el accidente de autocar en Tarragona

accidente

 

Trece jóvenes de varias nacionalidades, en su mayoría estudiantes de Erasmus vinculadas a la Universidad de Barcelona, murieron ayer en un accidente de autobús en la AP-7 en Freginals (Tarragona), en un suceso que Gobierno y Generalitat achacan inicialmente a un “error humano”. El accidente se produjo poco antes de las seis de la mañana cuando el conductor del autobús giró bruscamente el volante y atravesó la mediana de la AP-7, volcando a continuación y colisionando con otro vehículo. El autocar formaba parte de una expedición de otros cuatro autobuses que llevaban a los estudiantes a Barcelona desde Valencia, donde los jóvenes habían asistido a la cremà de las Fallas.

Las trece víctimas mortales del accidente son todas mujeres y extranjeras, según confirmó el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, aunque no detalló las nacionalidades porque todavía se está procediendo a la identificación de las víctimas. Además de las trece fallecidas, hay 28 personas hospitalizadas, de las que 9 están graves -de una de ellas se teme por su vida- y 21 han salido ilesas. Algunos de los heridos graves han empezado a ser trasladados a hospitales de Barcelona.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, presente en el lugar del siniestro, confirmó que la principal hipótesis de la causa del accidente es “una causa humana indeterminada, pero más humana que técnica”.

“VOLANTAZO A LA IZQUIERDA”

“El autocar, primero, se ha aproximado hacia el arcén derecho de la autopista y, cuando ha rozado con las protecciones, ha dado un volantazo hacia la izquierda tan fuerte que ha cruzado al otro lado de la autopista en dirección sur “. Así es como el consejero de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, ha descrito las causas del accidente.

El consejero, preguntado por si el kilómetro 333 de la AP-7, en el municipio de Freginals, es un punto negro de accidentes, como dicen los alcaldes de la zona, respondió: “Todo apunta a que la causa no será por el estado del punto kilométrico de la autopista, sino que serán factores más humanos “.

En el autocar viajaban 61 personas, incluyendo el conductor, que se encuentra bien y está en la comisaría de los Mossos. De la cincuentena de personas heridas de diferente gravedad, hay nueve que están en estado grave.

DOS DÍAS DE LUTO

La Generalitat ha decretado dos días de luto y el presidente catalán ha suspendido el viaje que tenía previsto realizar a París, mientras que las banderas de la Universidad de Barcelona, donde estudiaban la mayoría de estudiantes que viajaban en el autobús, ondean a media asta en señal de duelo. El Rey Felipe VI, por su parte, telefoneó a Carles Puigdemont para trasladarle el pesar por las víctimas y se interesó por el estado de los heridos. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, también trasmitió sus condolencias a las familias de las víctimas, al igual que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y los líderes de los principales partidos políticos.

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar