El PP abre expediente a Barberá y su equipo

Rita Barbera_preocupada

El PP decidió ayer abrir un expediente informativo a Rita Barberá y todo su equipo por el presunto blanqueo de capitales en el Ayuntamiento de Valencia. La medida afecta a 54 investigados en la trama de corrupción del caso Taula, entre los que hay ediles, exconcejales y asesores del PP valenciano.

La decisión fue anunciada por el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maíllo, quien indicó que el Comité de Derechos y Garantías del partido nombrará un instructor encargado de indagar los «hechos en concreto» que investiga el juez y que el expediente afectará a todas las personas que forman parte del procedimiento, tanto investigados como llamados a declarar. «No prejuzgamos nada, sino que perseguimos saber la verdad», dijo el vicesecretario, que precisó que hay cosas del sumario judicial «que necesitan ser aclaradas».

Acerca de la división en el PP sobre la actitud de Barberá, Maíllo valoró el hecho de que la exalcaldesa haya ofrecido explicaciones y su disposición a colaborar con la justicia y subrayó que, «al margen de opiniones personales», en el partido «no hay ningún tipo de diferencia» en lo que se refiere a la lucha contra la corrupción y los comportamientos «indebidos».

A pesar de la investigación interna del PP, ni Rita Barberá, actualmente senadora del partido, ni los nueve concejales del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia imputados por blanqueo de capitales tienen intención de dimitir. Según el portavoz popular en el consistorio valenciano, Alfonso Novo, «no hay pruebas de cargo ni datos que demuestren la comisión de delito». La presidenta regional, Isabel Bonig, ha convocado hoy a una reunión a los ediles para pedirles el acta.

En cuanto a la investigación judicial, un informe de la UCO señala que la exsecretaria del Grupo Popular del Ayuntamiento de Valencia y mano derecha de Rita Barberá, Mari Carmen García Fuster, guardaba en su casa más de 5.600 euros en metálico metidos en sobres con anotaciones manuscritas. Asimismo la Guardia Civil encontró varias libretas en las que aparece la relación de donaciones, cobros y pagos de los últimos 20 años.
Barberá confirma que declarará ante el juez pero se declara inocente

Horas antes, Rita Barberá confirmó en una comparecencia ante la prensa que declarará voluntariamente ante el juez que instruye el caso antes de elevar la causa al Tribunal Supremo, aunque no precisó ni «el cómo ni el cuándo», que, dijo, «es un tema a estudiar». La exalcaldesa recordó que «los indicios no dejan de ser más que indicios» y que «la carga de la prueba recae sobre el que acusa y no sobre el que tiene que defenderse», al tiempo que cuestionó la existencia de esas pruebas que no deben ser ·suposiciones ni pinchazos telefónicos que usan el nombre de terceras personas en vano».

La actual senadora del PP insistió en defender su inocencia y tildó de «totalmente falso» todo de lo que se la acusa. «No he ordenado nunca un blanqueo de dinero. No he conocido si ha habido blanqueo de dinero. No he tenido conocimiento de una caja b en el partido y no he dado dinero negro a nadie porque ningún dinero negro proviene de mí», aseguró. «Había un comité de campaña y el candidato, que era yo, se ocupaba del mensaje político. No se me rinden cuentas porque no soy del comité de campaña», explicó. Y aclaró que «nadie, absolutamente nadie» del PP ha pedido su dimisión.

Por la tarde acudió a la sesión del pleno del Senado, donde los periodistas le preguntaron sobre la decisión del PP de abrir un expediente informativo. «Son cosas que están en los estatutos y punto final», declaró, y dijo sentirse «muy querida y fenomenal» en el partido.

 

RAJOY VALORA EL «PASO ADELANTE» DE BARBERÁ

 

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, valoró el «paso adelante muy importante» de Rita Barberá al mostrarse dispuesta a declarar ante el juez, decisión con la que dijo estar «completamente de acuerdo» y que le deja «muy tranquilo». En la misma línea se manifestó la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, quien consideró su declaración «suficientemente satisfactoria». El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, destacó la disposición de la senadora de «colaborar con la justicia». Para el presidente del PP de Cataluña, Xavier García Albiol, Barberá «no está haciendo ningún daño» al partido y «quiere mucho» a la formación.

No obstante, los vicesecretarios Javier Maroto y Pablo Casado consideraron insuficientes las palabras de Barberá. Maroto manifestó que la comparecencia no le «había gustado nada» y que sus explicaciones ·no convencen» y «no han solucionado nada». El portavoz del PP, Pablo Casado, declaró: «Algunos nos hemos quedado con ganas de más; no son suficientes».

Los diarios aseguran en la dirección nacional del PP hay una «fractura» y apuntan que fuentes de la cúpula del partido descalificaron en privado el tono y la actitud de Barberá, que tildaron de «lamentable» y «bochornosa».

«Barberá agrieta el PP», titula EL MUNDO en primera y habla de «rebelión» de Maroto y Casado. El diario sostiene que «el malestar interno obliga al PP a actuar contra Barberá». ABC subraya que Barberá «no logra el respaldo unánime de su partido». LA RAZÓN titula: «El PP abre la puerta a expulsar a Barberá». El diario asegura que la senadora «intentó presionar a Génova para que no la expedientaran» y que pidió por SMS al vicesecretario de Organización que «defiendan a la gente del partido que no ha hecho nada», porque «esto le puede pasar a cualquiera». También dice en ese mensaje que «lo que quiere hacer Isabel (Bonig) no sólo perjudica políticamente sino también la argumentación de la defensa». Para LA VANGUARDIA, «el PP actúa contra Barberá ante las voces del partido que pedían firmeza». EL PERIÓDICO dice en portada: «La pasividad de Rajoy con Barberá divide al PP» y señala que el partido «se la juega».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar