Muere un percebeiro de Baiona pese a la ayuda de su hijo

Un percebeiro de Baiona perdió la vida por un infarto cuado reallizaba su trabajo en una zona rocosa de Baiona junto a su hijo, que en el momento del suceso, hizo lo posible para la recuperación de su padre, que fue evacuado con vida

El hijo, de 26 años, trabajaba con su padre pero a una distancia de varias decenas de metros cuando observó la situación y las quejas de su progenitor y se desplazó al lugar exacto para reanimarlo a la vez que utilizaba el teléfono móvil para llamar al 112.

El hombre fue recogido por un helicóptero de Salvamento Marítimo al aeropuerto de Vigo, donde lo esperaba una ambulancia medicalizada, pero entonces se confirmó su muerte.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar