Investigado por seis nuevos delitos

 

Besteiro, en su comparecencia ante la jueza el pasado día 12.
Besteiro, en una reciente comparecencia ante la jueza De Lara en Lugo.

El secretario general del PSdeG, José Ramón Besteiro, fue imputado en la llamada «Operación Pulpo» por los delitos de cohecho, prevaricación, tráfico de influencias, fraude a las administraciones, fraude de subvenciones y malversación, por los que tendrá que declarar el próximo 11 de mayo. Estos seis delitos se unen a otros cuatro por los que estaba ya imputado en el denominado caso Garañón. La juez Pilar de Lara apunta en el auto que los hechos tienen que ver con el supuesto desvío de fondos de la UE durante el periodo en el que Besteiro era presidente de la Diputación de Lugo.

El procedimiento viene de junio de 2013 cuando era presidente de la Diputación de Lugo y se abrió una investigación sobre presuntas irregularidades con el programa de la Diputación lucense «Kilómetro Cero». Besteiro ha sido llamado a declarar como persona investigada el 11 de mayo en los Juzgados de Lugo.

«CONTRATACIÓN ILÍCITA»

La magistrada apunta a «contratación ilícita», «manipulación de concursos», «otorgamiento fraudulento de subvenciones» y «desviación de fondos y caudales públicos a fines distintos de los reglados». De Lara señala, en el apartado referido a gastos sociales, que desde hace años «se habría estado destinando buena parte del presupuesto a sufragar gastos de dudosa legalidad», tanto para trabajadores de la Diputación como para sus familiares. Entre estos gastos cita gafas de sol y graduadas, tratamientos homeopáticos, ozonoterapia o prótesis. También aparecen desembolsos con los que algunos empleados disfrutaron de «vacaciones subvencionadas». Asimismo sospecha que se «amañaron» concursos para favorecer al empresario Raúl López, dueño del grupo Monbus de transporte de viajeros. Besteiro aseguró sentir «indefensión» y dijo que «lamentablemente por ahora» no puede dar «ningún tipo de explicación ni aportar información porque está abajo secreto de sumario».

 

«CASO GARAÑÓN»

 

Además de este asunto,  Besteiro se ha visto envuelto en otro procedimiento judicial: el «Caso Garañón». El pasado enero compareció ante la jueza De Lara y se negó a declarar, haciendo uso del derecho que le asiste, en señal de protesta por no haber obtenido el aplazamiento de la vista por el hecho de que sus abogados se ocupan de otro juicio fuera de Galicia.

Lo explicó a los periodistas el propio Besteiro a la salida de los Juzgados de Lugo, después de permanecer en las dependencias judiciales alrededor de una hora. Se le ofreció un abogado de oficio pero lo rechazó.

Besteiro se mostró confuso con el juzgado ya que después de seis meses solicitando a la jueza declarar no lo ha hecho por falta de asistencia letrada.

Sobre Besteiro pesan supuestas responsabilidades de cochecho y prevaricación de su etapa como concejal de urbanismo del Ayuntamiento de Lugo por la construcción del complejo de viviendas “O Garañón”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar