Renovación de los medios antiincendios de los ayuntamientos

A pocos meses de la presentación del Plan de Prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia correspondiente a este año (Pladiga 2016), el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó la puesta a la disposición de varios ayuntamientos de Galicia y de los diferentes distritos forestales de un total de 57 vehículos motobomba que supusieron una inversión de más de 11 millones de euros.

Durante el acto de entrega de estos vehículos, Feijóo precisó que son un total de 14 motobombas las cedidas a diversos municipios: 1 para la el Ayuntamiento de Boqueixón (A Coruña); 8 para los ayuntamientos de Cervo, Folgoso do Courel, Guntín, Pol, A Pontenova, Quiroga, Samos y Taboada, en Lugo; 3 en la provincia de Ourense, para los municipios de A Peroxa, Vilar de Barrio y la Mancomunidad del Ribeiro; y, 2 para los ayuntamientos pontevedreses de Agolada y As Neves. Y, afirmó que con estos 14 nuevos camiones la Xunta lleva renovado 42 motobombas de ayuntamientos que son sedes de los GES y de otros municipios que firman convenios de colaboración para la extinción de incendios.

«Junto con estos 14 vehículos  destinados a los ayuntamientos, también se renuevan otras 43 motobombas titularidad de la Xunta que estarán a la disposición de los distritos forestales», añadió.

POLÍTICAS DE PREVENCIÓNS

A lo largo de su intervención, Feijóo reafirmó el compromiso del Gobierno gallego en la lucha contra los fuegos forestales e incidió en que en esa lucha hay un componente fundamental: la prevención. «La prevención» dijo, » se hace a través de la concienciación de la ciudadanía y con medios físicos para intentar disminuir desde lo primero momento el riesgo de un fuego. La precaución, la vigilancia y los tiempos de respuesta son claves para actuar ante los fuegos».

En este contexto, el titular de la Xunta destacó y agradeció el trabajo que cada año desarrollan las 7.000 personas que participan en el dispositivo antiincendios. «Agradezco  su esfuerzo y su capacidad estratégica para afrontar los fuegos», precisó.

Asimismo, Feijóo hizo hincapié en que la lucha contra los fuegos forestales y su erradicación «es algo que nos compete a todos?: a la Administración, fomentando la revalorización del monte y poniendo los medios y los recursos precisos para mejorar su conservación y hacer frente a cualquier alerta de incendio forestal; a los propietarios y comuneros, implicándose en el mantenimiento y en la limpieza de los montes; y a la ciudadanía en general, «siendo conscientes de que destruir nuestro patrimonio ambiental es destruir el futuro de Galicia».

En esta línea, resaltó que el Gobierno gallego duplicó las aportaciones «de casi 25 millones de euros en 2015 a  cerca de 51 millones para 2016» para fomentar la mejora de la ordenación forestal; la mejora selvícola de las masas arboladas; los usos que permitan un mayor aprovechamiento energético de la biomasa forestal; la producción de castañas, setas y otros frutos del monte; y para crear áreas silvopastorís.

Feijóo recordó que actualmente en Galicia hay más de 3.000 comunidades de montes vecinales, conformadas por 150.000 comuneros.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar