Rajoy mantiene la idea de un gobierno moderado, al estilo de las grandes coaliciones europeas

Rajoy ha confirmado que se mantiene en la idea de formar un gobierno moderado semejante a una una gran coalición similar a las que existen en muchos países de la Unión Europea. Lo dijo en una entrevista concedida a la cadena COPE antes de viajar a Bruselas para pargicipar en la Cumbre sobre la crisis migratoria en Turquía.

Ha puesto como ejemplo la situación política actual en paises como Alemania y Austria. Según ha explicado, «la aritmética así lo exige», pero, además, «podrían hacerse reformas para mucho tiempo y daríamos un buen mensaje desde el punto de vista económico».

Además de señalar que debe gobernar el partido más votado en las elecciones, Rajoy ha comentado que la formación de una gran coalición de fuerzas moderadas es la mejor opción y que repetir las elecciones debe ser «la última solución».

EL «FRAUDE» DE SÁNCHEZ

Preguntado por la actitud de Pedro Sánchez, en el sentido de transmitir la idea de ser una primera fuerza política, Rajoy respondió que la suma de 130 escaños entre los suyos y los de Ciudadanos tendría valor unicamente en el caso de que hubieran acudido juntos a las elecciones pero es «lisa y llanamente un fraude». Respecto a esta cuestión, el presidente ha sugerido a Sánchez a que PSOE y Ciudadanos concurrán unidos si se llegan a convocar las elecciones de junio.

Rajoy ha subrayado que las dos organizaciones políticas acudieron a las elecciones del 20 de diciembre con programas «absolumente distintos» y sin relación alguna entre ellos.

El presidente en funciones reiteró que «si el PSOE y Ciudadanos quieren ir juntos a las próximas elecciones están en su derecho, pero lo que no pueden decir es que han ido juntos a las elecciones que ya se han celebrado porque es lisamente mentira. Fueron, se confrontaron y con programas muy diferentes»

RECUPERACIÓN ECONÓMICA

El jefe del Ejecutivo ha recordado que, durante la pasada legislatura, sí se consiguieron algunos objetivos, como fueron «librar a España de la quiebra» y «volver al crecimiento económico y al empleo». En su opinión, debemos «perseverar y seguir» con esa política para que se consolide la recuperación económica. Ha agregado que este es el mensaje que han enviado las agencias de rating: «Resuelvan pronto sus problemas y hagan un gobierno sensato y, sobre todo, no den marcha atrás a las reformas».

En este sentido, Rajoy ha subrayado que los últimos dos ejercicios han sido años de crecimiento económico y de creación de empleo. El objetivo es mantener el actual ritmo de creación de trabajo de los años 2014 y 2015 y poder crear hasta dos millones de nuevos empleos.

No obstante, el presidente del Gobierno ha admitido que le preocupan algunos factores internacionales, como son la situación de China y de los países emergentes, el precio del petróleo y de las materias primas y, por supuesto, la crisis migratoria en Europa.

En cualquier caso, Mariano Rajoy ha señalado que él en España «invertiría siempre» porque, además de formar parte de la Unión Europea, «es una de las grandes potencias del mundo». De hecho, por su PIB, España ocupa el lugar número trece en la lista mundial y es el segundo país del mundo que recibe más turistas, ha dicho.

ESTADO DEL BIENESTAR

Asimismo, Rajoy ha asegurado que «lo importante en política social es crear empleo». Cuanta más gente trabaje, más se recauda para poder mantener los grandes servicios sociales (pensiones, educación, sanidad, etc.). Ese es «el gran reto de España», ha agregado.

En este sentido, el presidente ha recordado que en España hay 13.800.000 personas que cobran algún tipo de prestación (pensión, desempleo, dependencia, etc.), frente a los 18 millones que trabajan y cotizan a la Seguridad Social: «La clave es que esos 18 se conviertan en 20 o 21».

BRUSELAS

En cuanto a la reunión de Bruselas, Rajoy ha asegurado que la crisis migratoria es «probablemente el tema más importante» que tiene planteado hoy la UE, tanto por lo que se refiere a los refugiados como a los inmigrantes económicos.

En su opinión, la solución pasa por hacer políticas «en origen». Por un lado, «Europa debería invertir y generar riqueza y niveles de bienestar en África», para garantizar que esos países puedan salir de la pobreza y que se respeten los derechos humanos. Por otro, en cuanto a los conflictos de Siria o Libia, ha dicho que «tenemos que acabar con las guerras», si bien ha admitido que «las potencias occidentales no han estado a la altura».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar