ABANCA obtuvo en 2015 un beneficio de más de 330 millones

Grafico Abanca_1

Informe completo, AQUÍ

 

ABANCA obtuvo en 2015 un beneficio superior a 330 millones de euros, un resultado del ejercicio se asienta sobre cuatro pilares: el crecimiento de los ingresos recurrentes gracias al relanzamiento de la actividad con pymes y familias, la positiva evolución de la margen comercial, la mejoría de la calidad del crédito y la fortaleza de los ratios de capital y liquidez.

El banco con sede en Galicia reforzó su posición en el comprador minorista, núcleo de su negocio, con crecimientos tanto en la concesión de crédito como en la captación de recursos de clientes. La comercialización de fondos de inversión, planes de pensiones y seguros se incrementó de manera importante y permite al banco diversificar sus fuentes de rentabilidad.

El fuerte dinamismo de la actividad comercial con clientes minoristas permitió incrementar la generación de ingresos recurrentes. El margen comercial aumentó trimestre a trimestre a lo largo de todo el año, mientras que los ingresos por prestación de servicios experimentaron un crecimiento significativo gracias al buen comportamiento de las principales líneas.

 

RENTABILIDAD

 

La entidad valora la rentabilidad como la fortaleza del núcleo del negocio. El beneficio del ejercicio superó los 330 millones de euros, lo que supone situar la rentabilidad del banco (ROTE) en el 8,7%, una de las más elevadas del sector.

A pesar de la fuerte caída de tipos (-31 puntos básicos en el año) y la no aplicación de cláusulas suelo en la cartera hipotecaria desde mayo de 2013, el margen comercial creció gracias al efecto combinado de un mayor volumen y una mejora en el mix de precios.

Junto con el margen comercial, destacó el incremento en los ingresos por prestación de servicios, como resultado del buen ritmo de comercialización de los principales productos de valor añadido. Así, los ingresos por este concepto se situaron en 171 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 8,2%.

Destaca la comercialización de seguros, que generó un 45% más de ingresos gracias al crecimiento del 35% de la nueva producción apoyada en el lanzamiento de productos innovadores como la Tarifa Plana ABANCA Seguros.

Los ingresos correspondientes a pasivos de valor añadido (fondos de inversión, planes y seguros de ahorro) y activos fuera de balance crecieron un 26 y un 13% respectivamente.

 

Grafico Abanca_2

CLIENTES

 

ABANCA avanzó de manera significativa durante 2015 en el desarrollo de un modelo de negocio focalizado en el cliente, con una clara apuesta por la tecnología para ofrecer un mejor servicio.

Fue la entidad financiera española que más mejoró la experiencia de compra de sus clientes, según el indicador EMO Index, con iniciativas como la puesta en marcha de una noticia sistemática comercial, un servicio móvil puntero y la remodelación de sus oficinas.

La entidad inició la implantación de un nuevo modelo de oficina, con la inversión de más de 100 millones de euros. La nueva oficina está orientada a mejorar la calidad de servicio al cliente a través de las soluciones tecnológicas más innovadoras y una gestión eficiente, ágil y responsable.

 

NUEVAS TECNOLOGÍAS

 

El banco también destinó 82 millones de euros a la mejora y digitalización de sus procesos y a la adopción de las tecnologías más punteras. El impulso a la estrategia digital dado por la entidad en el último año se tradujo en el aumento de un 18% en el número de clientes dixitaies activos, con especial protagonismo de la banca móvil. ABANCA fue la primera entidad financiera española en soportar identificación por huella (Touch-id) en su banca móvil.

Con el crédito como principal prioridad, ABANCA concedió 11.444 millones de euros en nueva financiación, cifra que supone un incremento del 52% sobre el nivel del ejercicio anterior. El crédito formalizado con familias y empresas, principales destinatarios de la inversión crediticia de la entidad, aumentó un 74%.

Este fuerte impulso permitió un crecimiento del 4,1% interanual en el saldo de la cartera crediticia en situación normal, frente a la caída del -0,2% registrada en el mismo período de 2014.

La captación de recursos de clientes minoristas muestra el mismo comportamiento positivo, con un crecimiento del 5,3% en el año que se eleva al 19% en el caso de fondos de inversión, planes y seguros de ahorro.

Estas cifras permitieron la ABANCA ganar en Galicia 38 puntos básicos de cuota de mercado de crédito normal y 27 puntos básicos de cuota de depósitos, reforzando así su posición de liderazgo en la comunidad.

 

BAJA LA MOROSIDAD

 

La calidad del crédito, medida por la tasa de morosidad, mejora un 28% en el año como consecuencia de las medidas de recuperación de impagos y de la reactivación económica.

Tras un descenso continuo durante 2015, la tasa de mora se sitúa al cierre del ejercicio en el 8,6%, por debajo del promedio del sector por primera vez nos últimos seis años. Por su parte, los adjudicados representaban sólo un 1% del balance de ABANCA al cierre de 2015.

La cobertura de los créditos se incrementa hasta el 63%, muy por encima del promedio sectorial, gracias al mantenimiento de una política conservadora en la provisión de activos.

ABANCA consolida su posición como una de las entidades más solventes del sector financiero español y europeo, con un nivel de capitalización muy por encima de las exigencias regulatorias.

El ratio de capital de máxima calidad, CET1 (Common Equity Tier 1), se sitúa en el 16%. Este nivel de solvencia supone un exceso de más de 1.500 millones de euros sobre el mínimo regulatorio que se requiere a las entidades de acuerdo con las directrices de Basilea III. ABANCA se sitúa cómo una de las entidades financieras españolas que mantiene una mayor holgura de capital respeto a los requerimentos del supervisor.

 

LIQUIDEZ

 

ABANCA mejora su posición de liquidez, al aumentar hasta los 10.917 millones de euros sus activos líquidos disponibles y capacidad de emisión. Estas cifras avalan la estrategia de sostenibilidad a largo plazo desenrollada por la entidad, focalizada en el negocio minorista tradicional y la concesión de crédito. El banco financia su cartera de crédito con sus depósitos, de manera que los créditos representan el 90% de los depósitos de clientes.

La entidad financiera con sede en Galicia cumple holgadamente los requerimentos que se exigirán a los bancos en términos de liquidez a finales de 2018 de acuerdo con la norma Basilea III. El ratio de cobertura de liquidez a corto plazo (LCR) se sitúa en el 322%, triplicando el mínimo exigido, mientras que el ratio de liquidez a largo plazo (NSFR) supera el 132%.

Las calificaciones de las agencias de rating reflejan la evolución de la entidad. Fitch, Standard and Poor´s y DBRS respaldan la mejoría de ABANCA con subidas significativas de su rating de fortaleza financiera. Las agencias destacan la mejoría de la calidad de los activos, el incremento de su nivel de capitalización y la aplicación de los nuevos procesos de gestión del riesgo.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar