Puesta en común de tres conserveras para mantener el liderazgo del sector

El conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, destacó la Unidad Mixta de Investigación que une los esfuerzos de la Xunta con Escurís, Rianxeira y Anfaco cómo “puntal innovador para mantener el liderazgo mundial del sector conservero gallego”.

Junto al presidente de Jealsa, Jesús Alonso, y el secretario general de Anfaco-Cecopesca, Juan Manuel Vieites, Conde presentó el proyecto, que moviliza una inversión de 2 millones de euros para innovar hacia la fábrica inteligente y para modernizar la producción acuícola del mejillón de batea.

“Se queremos mantener ese número uno del mundo, tenemos que asumir riesgos y saber que sólo mediante una verdadera y constante revolución tecnológica seremos quén de mantener el puesto”, defendió Conde. En este sentido, la iniciativa avanzará en varias áreas: en el campo de la fábrica inteligente, la Unidad Mixta trabajará en nuevas tecnologías de conservación y envasado; nuevas herramientas de control de la seguridad alimentaria; innovación en el control de la calidad; nuevos métodos para incrementar la sostenibilidad medioambiental; y nuevas herramientas para la autenticación, rastreabilidad, detección de fraudes y adulteración. En  objetivo final es  la modernización de la producción acuícola del mejillón de batea. Se busca la obtención de ejemplares de mayor tamaño y saber más sobre las biotoxinas marinas, con la colaboración de la Universidad de Vigo.

Francisco Conde_tres conserveiras para innovar

Conde destacó que en la Unidad trabajan 22 personas, de las que 8 son nuevos contratados de alta cualificación, sumando en el impacto que las unidades mixtas están teniendo en el empleo: los 19 proyectos tienen supuesto la creación de 270 empleos. En total, señaló Conde, la iniciativa de la Xunta permitió generar inversiones innovadoras por 70 millones de euros, desarrollando las capacidades de los centros tecnológicos gallegos e impulsando la competitividad sectores estratégicos como la energía, la salud, la automoción, lo TIC, el naval o la alimentación.

Conde puso al proyecto como ejemplo de la competitividad puntera de la conserva gallega frente a sus competidores globales, con unas exportaciones que crecieron en 2015 un 5,7%, hasta los 520,4 millones de euros. “Si nos compran nuestros productos es porque son competitivos, y si son competitivos es porque innovamos. Esa es nuestra razón de ser, y por eso herramientas como esta Unidad Mixta se alinean perfectamente con la mismo alma del sector conservero gallego”, defendió Conde.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar