Sánchez solo se reunirá con Iglesias para firmar un acuerdo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dijo ayer que está dispuesto a reunirse con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, si bien advirtió de que sólo lo hará si es para “firmar un acuerdo”, para lo que le emplazó a dialogar en vez de “negociar a través de ruedas de prensa”. Preguntado sobre si querría hacerse una foto con Iglesias, Sánchez dijo estar encantado, pero que primero hay que “negociar y trabajar”.

Sin entrar en detalle sobre el documento de Podemos para negociar con su partido su posible investidura, Sánchez dijo haber dado orden a su comisión negociadora de que estudie dicho texto para tener en cuenta las propuestas que puedan compartir con los socialistas e incorporarlas. A su juicio, si Podemos ha presentado un documento es porque tiene “voluntad de negociar”, si bien lamentó que hasta ahora haya sido a través de ruedas de prensa. Sánchez rechazó la idea del referéndum de Cataluña al considerar que la Constitución no reconoce “fragmentar la soberanía nacional, ni el derecho de autodeterminación”. Por ello, avisó a Podemos de que antes que el referéndum se deberá reformar la Constitución.

Asimismo, Sánchez criticó la propuesta de Podemos de incrementar el gasto público en 96.000 millones de euros en cuatro años. No obstante, destacó que puede haber “terrenos comunes” en la reforma fiscal, en “cuestiones de política económica”, en materia social o en la regeneración democrática.

EL “ORDAGO” DE PODEMOS

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, calificó ayer de “órdago” el documento presentado por Podemos. Este dirigente lo encuadró en una estrategia “para poner una posición de fuerza, porque hay cosas que saben de antemano”, dijo, en referencia a la exigencia de Iglesias de celebrar un referéndum en Cataluña. También el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, rechazó la propuesta porque, “la unidad de España no está en juego”. Vara también se refirió a la conveniencia de llegar a un acuerdo, porque otras elecciones serían “un fracaso”.

ABC, bajo el titular: “El plan de Iglesias se mira en el espejo del chavismo venezolano”, cita declaraciones de representantes empresariales que señalan puntos negativos en las propuestas del líder de Podemos, como es el caso del presidente de la CEOE Juan Rosell, que dijo ayer que “aumentar la presión fiscal tendría un impacto negativo en la economía”. El presidente de ATA, Lorenzo Amor dijo que “para generar empleo no se pueden subir los impuestos”.

Por otra parte, el líder del PSOE se comprometió con ERC y DiL a que, si logra una mayoría para construir un Gobierno progresista, a partir de la primera semana de marzo tenderá la mano a las autoridades políticas catalanas y recuperará los 23 puntos que el expresidente catalán Artur Mas traslado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en julio de 2014 para una eventual negociación. Sánchez, que prometió la apertura de “un nuevo tiempo para Cataluña”, confirmó también el compromiso del PSOE de reformar el sistema de financiación autonómica y mejorar la financiación de Cataluña, además de derogar las leyes, como la Lomce, que, según dijo, han vulnerado la política educativa catalana.

Sánchez señaló que no ha pedido su apoyo para la investidura a ERC y DiL, y que no lo busca, aunque cree “importante recuperar la normalidad democrática” y el “diálogo perdido” durante la legislatura y el Gobierno del PP. Según dijo, también expuso en su reunión que el PSOE considera un “profundo error” la deriva soberanista en Cataluña, al tiempo que apostó por el consenso para buscar una solución política, a la vez que rechazó cualquier decisión unilateral.

En otro momento, Sánchez habló de “tender la mano a las instituciones catalanas para resolver los problemas de los catalanes que son muy semejantes a los del resto de los españoles”, tras lo que citó el paro, la desigualdad, la corrupción y la crisis de convivencia

IGLESIAS INSTA A SANCHEZ A LLAMARLE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, dijo ayer que espera que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, le llame lo antes posible para reunirse y poder exponerle el documento que su formación ha presentado como base para un programa de Gobierno. “No entendería que alguien que quiere hacer un Gobierno con otros tuviera problemas para reunirse conmigo. Si Pedro Sánchez va a ser presidente y yo voy a ser su vicepresidente creo que deberíamos reunirse con más frecuencia. Iglesias reiteró en que la “única opción visible para España” es un Gobierno de coalición estable del PSOE, Podemos e IU y espera que esa sea la elección de Sánchez.

El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, dijo que aún no han nombrado una comisión para negociar con el PSOE porque entienden que el líder socialista, Pedro Sánchez, debe cerrar un encuentro con Pablo Iglesias y además decidirse ya entre el gobierno de cambio o Ciudadanos. En rueda de prensa en el Congreso, Errejón señaló, no obstante, que están “un poco más cerca” y que se ha “avanzado algo”, aunque no “a velocidad de crucero”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar