Jaume Matas exculpa a sus colaboradores y asume la contratación de “Nóos”

Jaume Matas_xulgados
El expresidente balear, Jaume Matas, ha confirmado que los 300.000 euros que pagó a Iñaki Urdangarin por la gestión de la oficina de seguimiento del patrocinio del equipo ciclista Islas Baleares se pueden considerar una “comisión” o un “peaje”. Matas ha reconocido que el yerno del rey Joan Carlos actuó como “conseguidor, intermediario o facilitador” en las negociaciones por el patrocinio del equipo ciclista, que se cerró por una cantidad de 18 millones de euros en 3 años.

Matas ha asegurado que preguntó al exdirector general de Deportes, José Luís ‘ Pepote’ Ballester, si la cantidad (un 1,7% del coste total del patrocinio) era la habitual en este tipo de casos y ha añadido que Urdangarin reclamó cobrar la comisión a través de un contrato de prestación de servicios.

“Ballester era muy celoso de su relación con la familia real. De hecho, sabía que era uno de los motivos de su contratación. Él era el hombre de la Casa Real en la Administración balear”, ha asegurado. El expresidente ha añadido que creía que la presencia de Urdangarin hacía “impensable que pudiera suceder nada extraño”.

El expresidente ha asumido su “culpa” en la “carencia de justificación y control” del gasto público que, en este caso concreto, ha tildado de “escandalosa”. “Si hubiera costado la mitad, yo no estaría hoy aquí”, ha añadido. Matas ha pedido disculpas y se ha mostrado,  dispuesto a restituir la cantidad que le exigen en concepto de responsabilidad civil.

Con todo, ha hecho recaer toda la responsabilidad de las irregularidades en la tramitación del proyecto los cargos públicos de él dependientes, especialmente en ‘Pepote’ Ballester. También ha desmentido haber autorizado un pago por unos trabajos no realizados el mayo de 2007, por el hecho de estar centrado en la campaña electoral, tal como declaró Ballester.

 

URDANGARÍN Y LA  FAMILIA REAL

 

La condición de miembro de la familia real era el principal “gancho” para contratar Urdangarin: “Todos los gobiernos baleares han invertido dinero para vincular la familia real en Baleares. Urdangarin era duque de Palma. Si estaba dispuesto a trabajar para promocionar Valencia, nos interesaba que también promocionara las las Islas Baleares”, ha declarado.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar