Estabilidad política y confianza en el sistema, claves para el crecimiento económico

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, apeló a la estabilidad, la confianza y la planificación como factores fundamentales para sostener e impulsar el crecimiento económico. Así lo manifestó durante su intervención en el acto inaugural del II Encuentro de Directivos 100 consejos para el 2016.

El titular de la Xunta subrayó que no puede existir prosperidad económica si los agentes implicados en ella “emprendedores, consumidores y trabajadores”, no confían en el sistema; de igual manera que la confianza en las instituciones, dijo, acerca unos cimientos sólidos para que la sociedad prospere. Segun apuntó, la confianza se cimienta en la estabilidad y, en ese sentido, reconoció que es fundamental la labor previsible de los representantes públicos a la hora de proponer a los ciudadanos un modelo de sociedad y un camino a seguir para llegar a él.

 

PLAN SUSTENDADO EN LA SOSTENIBILIDAD

 

Feijóo indicó que con esa vocación nació el Plan estratégico de Galicia 2015-2020, recién aprobado por el Gobierno gallego, y que recoge el trabajo conjunto de la Xunta y la sociedad civil para determinar las prioridades de Galicia de aquí a 2020. Segun indicó, el texto plasma la voluntad de conseguir una Galicia con más oportunidades, más empleo, más productiva y cohesionada territorialmente y en la que el bienestar llegue a toda la ciudadanía.

Así, señaló que, de cara a el final de esta década, el objetivo es que la comunidad crezca de manera sostenida por encima del 2,5% y que se creen 100.000 empleos hasta 2020. Al respeto mencionó los últimos datos de la EPA que señalan que en el último año en Galicia salieron del desempleo 41.100 personas y se crearon 32.100 puestos de trabajo.

En la misma línea, afirmó que apostar por un nuevo modelo productivo supone duplicar la inversión en I+D y elevar hasta el 40% las exportaciones en los distintos sectores. Y como ejemplo resaltó que 2013, 2014 y 2015 fueron los años en que Galicia más exportó.

En el campo demográfico, destacó la necesidad de frenar la caída de población y recordó que la Xunta ya puso en marcha el Plan de apoyo a la natalidad y medidas como la Tarjeta Bienvenida.

Además de estos retos, de cara a el 2020, Feijóo se refirió también la otros objetivos en el ámbito de la formación, “como continuar reduciendo la tasa de abandono escolar temprana”, de la inclusión, del cuidado del medio ambiente, de la energía y de la convergencia con la UE. “Buscamos”,dijo “una convergencia con el promedio de la renta de la UE en ocho puntos y una convergencia en cinco puntos con el promedio de la renta de España”.

O titular da Xunta, Alberto Nœ–ez Feij—o, presidir‡ o acto inaugural do II Encontro de Directivos 100 consellos para o 2016.

Este plan, remarcó, “traza una hoja de ruta hacia la Galicia que queremos, una hoja de ruta que intenta evitar las improvisaciones”. Segun indicó es una respuesta a la voluntad de los ciudadanos, que esperan de las instituciones que tengan un modelo de país, “que se consensue al máximo posible y que haya un gobierno que no delegue sus responsabilidades”.

 

MARCO INSTITUCIONAL ESTABLE

 

El titular de la Xunta mencionó, por otra parte, los avances conseguidos en Galicia en estos últimos años y citó como los logros más importantes que la comunidad dejó de destruir empleo; de hecho, subrayó que en este mes de enero los niveles de desempleo se situaron por debajo de los de 2011. También destacó que Galicia fue la única Autonomía que no acudió ni al FLA ni al Fondo de proveedores.

Destacó, en esta línea, que la responsabilidad y el control de las cuentas públicas permitió a la Xunta suprimir el Impuesto de sucesiones y donaciones para lo 99% de los gallegos y reducir nuevamente el IRPF. E, igualmente, aseguró que se en los años más complicados de la recesión el Gobierno gallego mantuvo las ayudas sociales, ahora que empieza a haber más margen de maniobra, está ampliándolas.

Feijóo concluyó asegurando que “no se puede conseguir la prosperidad económica y social si las instituciones trabajan de manera unilateral, si actúan en contra de la voluntad mayoritaria de la ciudadanía o si con sus acciones dividen la sociedad”. Se consigue “cuando existe estabilidad y certeza; cuando existe un marco institucional estable y digno de la confianza que reclama la ciudadanía”, aseguró.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar