Sánchez acepta el encargo del Rey de someterse a la investidura

El Rey ha propuesto al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, como candidato a la presidencia del Gobierno en el debate de investidura que se celebrará en el Congreso de los Diputados.

De ello ha dado cuenta el presidente del Congreso, el socialista Patxi López.

Por su parte, el dirigente socialista ha calculado que necesita aproximadamente un mes para gestionar pactos suficientes para su elección como presidente.

 

SÁNCHEZ ACEPTA EL ENCARGO DEL REY DE SOMETERSE A LA INVESTIDURA

El Rey propuso ayer al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, como candidato a la Presidencia del Gobierno en el debate de investidura, según informó el presidente del Congreso, Patxi López, tras reunirse con Felipe VI. Tras su encuentro con el Monarca, López habló por teléfono con Sánchez, quien le comunicó que calcula que necesitará entre tres semanas y un mes para negociar con las distintas fuerzas políticas.

Pedro Sánchez agradeció al Rey la “confianza” que ha depositado en él, y adelantó que a partir de hoy mismo se pondrá en contacto en el resto de formaciones políticas para buscar los apoyos necesarios. El líder socialista garantizó que “se implicará desde el primer minuto” en las conversaciones que mantendrá “a izquierda y derecha”, pero dejó claro que aspira a conformar un gobierno de “cambio, progresista y reformista”. Sánchez pidió que “la generosidad, los principios y las convicciones” presidan las reuniones. “El cambio no es patrimonio de ningún partido político ni de un líder, sino de millones de ciudadanos”, proclamó.

El líder socialista recalcó que en las negociaciones, la prioridad debe ser hablar de las políticas que se puedan poner en marcha por delante del reparto de cargos o “sillones”. “Antes de las alianzas, vienen los proyectos, antes de los nombres vienen los programas, antes del con quién, viene el para qué”, remarcó.

Sánchez hizo un llamamiento a Podemos para huir de “los frentes” y anteponer el interés general. “Los votantes de Podemos no entenderían que no se apoyara la candidatura de un presidente socialista que pusiera fin a cuatro años del PP”, subrayó. El líder socialista tendió la mano al PP, pero dejó claro que en la “formulación de gobierno” que contempla, este partido no tiene encaje. No obstante, pidió a los populares que actúen con la misma “lealtad” que él tuvo en los asuntos de Estado y que participen en el debate de las primeras reformas que necesita el país, como la de la Constitución.

Apuntó que también hablará con ERC y Convergència, “aunque sea” para decirles que no comparte su postura sobre la independencia. Reiteró que no buscará su apoyo para la investidura, ni tampoco su abstención.

Preguntado si en caso de no llegar a un acuerdo se someterá en cualquier caso a su investidura respondió: “Yo no soy Rajoy, yo voy en serio”. Sánchez aseguró que él ha dado “un paso al frente con todas las consecuencias” y va a “llegar hasta el final” porque está pensando “en el bien común”.

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar