Junts pel Sí descarga una nueva oferta a la CUP

El cabeza de lista de Junts pel Sí a las elecciones catalanas del 27-S, Raül Romeva, explicó ayer que su grupo no hará ninguna nueva oferta a la CUP para conseguir su apoyo a la investidura de Artur Mas, a la vez que esperará «respetuosamente» a que esa formación tome una decisión final el próximo 2 de enero. En declaraciones a los periodistas, Romeva recordó que la oferta original de JxSí no ha sido rechazada por la asamblea de la CUP, ya que ésta acabó en empate. «Han puesto la fecha del 2. Nosotros de manera respetuosa esperaremos. No podemos añadir nada más. Ellos tampoco han hecho un posicionamiento claro», dijo.

Preguntado por si JxSí está dispuesto a cambiar a Mas por otro candidato si los anticapitalistas rechazan investir al presidente el día 2, Romeva insistió en que «hay dos escenarios en términos de empate. Cuando ellos desempaten podremos valorar el resultado que salga. Hasta entonces no podemos valorar ningún resultado concreto».

Previamente, la diputada de la CUP Anna Gabriel, según recuerdan los diarios, había reclamado a JxSí saber leer el resultado de la Asamblea y presentar cambios en su oferta original para investir a Mas. Los periódicos también recogen de forma destacada que el diputado de Democràcia i Libertat al Congreso, Carles Campuzano, a través de Twitter, tildó ayer de «ridículo» el desenlace de la asamblea de la CUP, además de apostar por buscar una alianza con otros partidos para investir a Mas o ir a las urnas. Desde Madrid, el cabeza de lista de DIL, Francesc Homs, puntualizó que las palabras de Campuzano reflejan una «opinión personal» que no representa ni al conjunto de JxSí ni a CDC.

El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, por su parte, llamó a la «calma» tras admitir que hay «nerviosismo e inquietud» por el bloqueo a su investidura. En todo caso, según señaló, «el país está haciendo las cosas que tiene que hacer y el Govern no se despreocupa del día a día, el país funciona, el Govern funciona y las administraciones funcionan».

Por su parte, la Mesa del Parlamento catalán y la Junta de Portavoces acordaron ayer que, en caso de que JxSí y la CUP lleguen a un acuerdo para la investidura, el pleno se celebrará el 4, 5, y el 7 de enero.

LA OPOSICIÓN PIDE A MAS QUE CONVOQUE ELECCIONES

 

La presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos, Inés Arrimadas, exhortó a Mas a dar por acabada la negociación con la CUP, asumir que «su carrera política ha terminado» y dejar paso a unas nuevas elecciones en marzo».

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, responsabilizó a Mas, y no a la CUP, de la situación política en Cataluña, al tiempo que le instó a rectificar su posición porque, según explicó, la presidencia de la Generalitat no puede ser objeto de una «subasta».

El portavoz del grupo parlamentario de Catalunya Sí Que Es Pot, Joan Coscubiela, dijo ver «más impensable que nunca» que la CUP invista a Mas como presidente y que «traicione» así el resultado de su asamblea.

El líder del PPC, Xavier García Albiol, pidió la convocatoria de unas nuevas elecciones, para que la CUP, añadió, deje de «humillar» a Mas y de «rebajar la dignidad» de la presidencia de la Generalitat.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar