El PSOE entiende que los españoles «han pedido un cambio»

Pedro Sánhez_PSOE_tras o NON apoio a Rajoy

Tras el encuentro, Sánchez ofreció una rueda de prensa en la sede de Ferraz, en la que subrayó que las posibilidades de acuerdo con el PP sobre la investidura de Rajoy «son nulas». «El ‘no’ a Rajoy es el ‘sí’ al cambio político que necesita España y al mandato de los españoles que han pedido un cambio progresista presidido por el diálogo», afirmó el líder socialista.

Sánchez recalcó que no variará su posición pese a las presiones que pueda recibir, pero puntualizó que respetará que sea el PP el que intente formar gobierno. «Respetamos la democracia, los plazos y los procedimientos», sostuvo. En el caso de que el PP lograse conformar una mayoría, Sánchez prometió que los socialistas liderarán una oposición «leal y útil», y mantendrán el consenso en asuntos como la unidad de España y la lucha contra el terrorismo yihadista. Pero si el PP fracasa en su intento de gobernar, Sánchez se comprometió a «hacer lo posible» para que no haya nuevas elecciones.

El líder socialista agradeció al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, su oferta de pacto de gobierno a tres con el PP, pero le contestó que «no es tiempo de frentes, sino de diálogo». En su opinión, no hace falta «ningún pacto» en torno a la unidad de España porque los socialistas garantizan «la estabilidad e integridad territorial». Subrayó que el PSOE «no va a aceptar que se trocee la soberanía nacional», y , en alusión a Podemos, resaltó que «el derecho a decidir es el de todos los españoles».

En clave interna, Sánchez dijo que comparte la postura expresada por la presidenta andaluza, Susana Díaz, sobre los pactos de gobierno, pero recordó que la dirección federal y su líder es el que «marca y propone las líneas políticas».

Posteriormente, en declaraciones a Telecinco, el líder socialista incidió en la negativa de su formación a posibilitar que el PP continúe al frente del Gobierno, y no renunció a que España tenga un gobierno progresista. A su juicio, los resultados electorales que arrojaron las urnas el 20-D obligan a «tender puentes» y no a fijar «líneas rojas», en alusión a Podemos. Precisamente, preguntado sobre el líder de esta formación, Pablo Iglesias, Sánchez dijo que es «rehén de los acuerdos territoriales» a los que su partido ha llegado en territorios como Cataluña o Galicia con «filoindependentistas».

Tras reunirse con Mariano Rajoy, Sánchez almorzó con el expresidente del Gobierno Felipe González. En el encuentro, según fuentes socialistas citadas por Europa Press, González aconsejó a Sánchez que «escuche a su partido» y sea «fiel a sus ideas».

El secretario general de la Federación Socialista Asturiana, Javier Fernández, se mostró ayer partidario de que su partido no apoye la investidura de Mariano Rajoy, pero pidió que se descarte también pactos con Podemos, una fuerza que plantea la posibilidad de «fragmentar el país». El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, subrayó que Sánchez es el interlocutor para las negociaciones, y resaltó su «apoyo y lealtad» al líder socialista.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar