Galicia registra la cuarta tasa de abortos más baja de España, de 6,78 por cada mil mujeres

Galicia registró en 2014 un total de 3.351 interrupciones voluntarias del embarazo, lo que supone una tasa de abortos de 6,78 por cada mil mujeres de entre 15 y 44 años, según recoge el balance consolidado de 2014 que ha difundido este martes el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Entre los 3.351 abortos que se practicaron el año pasado en Galicia, hubo un total de ocho que afectaron a menores de 15 años de edad y 302 de chicas entre los 15 y los 19 años. En el extremo opuesto, también interrumpieron su embarazo 285 mujeres de entre 40 y 44 años y 16 de más de 44 años de edad.

La gran mayoría de los abortos registrados en la comunidad, 2.322, se practicaron con ocho o menos semanas, pero hubo 36 con 21 o más semanas. Un total de 3.159 se realizaron a petición de la mujer, 97 por grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada, 86 por riesgo de graves anomalías en el feto, y nueve por anomalías fetales incompatibles con la vida o enfermedad extremadamente grave o incurable.

Además, no habían abortado nunca antes 2.389 mujeres que lo hicieron el año pasado. No obstante, en el extremo opuesto, en los datos del ministerio constan 42 casos de mujeres que se habían sometido antes a tres interrupciones voluntarias del embarazo, diez en cuatro ocasiones y siete cinco o más veces.

 

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS

 

La mayoría de mujeres que en la Comunidad gallega tuvo que abortar en 2014 o no utiliza métodos anticonceptivos (1.228) o emplea la barrera (1.448). Un total de 2.707 mujeres eran nacidas en España, 117 en el resto de la UE y 22 en el resto de Europa, mientras que 48 eran de origen africano, 434 del continente americano y 22 asiáticas.

Del total de abortos, 382 se practicaron en hospitales, 260 públicos y 122 privados, mientras que 2.969 interrupciones fueron en centros extrahospitalarios, tan sólo uno público y el resto de carácter privado.

La inmensa mayor parte de las mujeres que abortaron el año pasado en la comunidad, 1.813, habían cursado Bachillerato o ciclos de FP y también la gran mayoría, 1.703, no tenían ningún hijo anterior.

POR COMUNIDADES

 

Por comunidades autónomas, Asturias es la comunidad autónoma con una mayor tasa de abortos por cada mil mujeres entre 15 y 44 años, que asciende a 12,7. Le sigue Cataluña (12,59), Madrid (12,58), Baleares (12,26), Canarias (11,87), Murcia (11,32), Andalucía (10,62).

Por debajo de la tasa media nacional de 10,46 por ciento, se sitúa País Vasco (8,88), Comunidad Valencia (8,67), Cantabria (8,60), Aragón (8,58), Castilla La Mancha (8), Navarra (7,53), Galicia (6,78), Extremadura (6,22), La Rioja (6,19) y Castilla y León (6,14).

DATOS NACIONALES

 

A nivel nacional, el número de interrupciones voluntarias de embarazo registradas en 2014 cayó un 12,7 por ciento con respecto al año anterior hasta 94.796, la cifra más reducida de los últimos diez años pues desde 2005, no se bajaba de 100.000 abortos anuales en España.

El descenso se produce en todos los tramos de edad, aunque el más acusado por tramos de edad se produce en las mujeres entre 20 y 24 años de edad, con 16,56 interrupciones de embarazo por cada mil frente a las 19,43, es decir, 2,87 puntos menos.

Se produce asimismo un cambio en los plazos elegidos por las mujeres para abortar, siendo el aborto libre en España durante las primeras 14 semanas. El año pasado se incrementaron un 1,67 por ciento las interrupciones de embarazo durante las primeras ocho semanas, que fueron el 70,18 por ciento del total de casos.

Entre la semana 9 y la 12, tuvieron lugar el 19,2 por ciento de los abortos, 2,42 puntos menos que en el año anterior. Menos frecuentes fueron entre la semana 13 y la 16, donde se localizan el 6,25 por ciento de los casos, algo más (0,33%) que en 2013. De la 17 a la 20 se concentraron el 2,87% de por encima de la 21, el 1,5%. En todos estos casos, se requieren razones médicas para poder abortar.

El motivo de la interrupción fue en el 88,9 por ciento de los casos a petición de la mujer, lo que supone un punto menos que en 2013. Los casos grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada fueron el 7,15 por ciento del total, como en el año anterior, y los de riesgo de graves anomalías en el feto e incompatibles con la vida fueron el 3,61% y un 0,32%, los motivados por enfermedades extremadamente graves e incurables.

Los abortos en centros hospitalarios fueron el 12,46 por ciento del total el año pasado, un 0,62 por ciento más que en 2013. En paralelo, los que se practicaron extrahospitalariamente, que representan el 87.54 por ciento, cayeron exactamente en el mismo porcentaje. En más de la mitad de los casos, el hospital era privado. En las clínicas ocurrió lo mismo, más de ocho de cada diez, no eran públicas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar