Los pactos postelectorales marcaron el cierre de la campaña

Los posibles pactos postelectorales estuvieron en el centro de los últimos actos de la campaña, que finalizó anoche. Así lo reflejan los diarios, que señalan que España se enfrenta a un nuevo escenario político. El más explícito fue el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, quien se mostró abierto a abstenerse para permitir que el ganador de las elecciones del 20-D pueda gobernar, al tiempo que avanzó que se opondría a una suma de fuerzas que incluyese a Podemos. «No pactaremos, pero no bloquearemos las instituciones ni forzaremos elecciones anticipadas», señaló Rivera en un acto organizado por LA VANGUARDIA.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo que él no ha planteado un pacto con el PSOE, y que hablará de coaliciones a partir del día 21. En cualquier caso, alertó ante la posibilidad de un pacto entre PSOE y Podemos si el PP no consigue una mayoría holgada. Entretanto, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, sólo se planteará pactos con los resultados del domingo ya escrutados, si bien reiteró que no entablará ningún tipo de coalición con el PP. Mientras, Pablo Iglesias, de Podemos, se centra en la «remontada».

EL PAÍS subraya que «los partidos cierran la campaña sin aclarar su política de pactos». Este diario resalta que «populares y socialistas no han enseñado sus cartas sobre sus preferencias y afinidades, ya que no renuncian a la victoria y a hacerlo con el máximo número de votos». EL MUNDO enfatiza que «Rivera no será el obstáculo». Por su parte, ABC señala que «España votará con todas las hipótesis sobre pactos postelectorales abiertas». LA RAZÓN contrapone «pactos de estabilidad o de ‘perdedores'». Mientras, el periodista Enric Juliana en su crónica de LA VANGUARDIA dice que los partidos utilizan los pactos «en forma de puñal», al atribuir a los adversarios «alianzas incómodas».

Desde otra perspectiva, EL PERIÓDICO habla de un «final de infarto», y manda a los indecisos «a reflexionar». Según CINCO DÍAS, el voto del próximo domingo está «marcado por la economía».

 

RAJOY, POR EVITAR UNA COALICIÓN QUE LLEVE ESPAÑA «A LA RUINA»

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, instó ayer a los españoles a que si no quieren que en España haya una coalición de partidos que lleve al país «a la ruina» voten al PP, que, destacó, «es un valor seguro» que va a «dar la cara». En un mitin en Valencia, insistió en que el país no está para «jugar a la ruleta rusa ni para hacer operaciones que no se sabe a lo que conducen». Recordó que sus objetivos para la próxima legislatura son «crear empleo, cuidar a las personas, defender la nación y luchar contra el terrorismo». Reprochó a quienes sólo ven «lo negativo y lo malo», y subrayó que no se puede aceptar «la España negra que pintan algunos porque es mentira». «Debemos dar la batalla por su prestigio», defendió. Rajoy reivindicó al PP como un partido político con 40 años de existencia y no «un invento de hace media hora», un producto de marketing» o una fuerza «generada en una tertulia».

Posteriormente, Rajoy cerró la campaña en una cena-mitin en Madrid, en la que dijo no tener «ninguna duda» de su vitoria», además «por una diferencia importante». No obstante, insistió en advertir contra las coaliciones de «ocho o nueve» que acabarían «organizando lo que han organizado siempre». El presidente afirmó que «el cambio» que llegó con el PP «tiene que continuar».

En el mismo acto intervinieron la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, que pidieron el voto para el PP apelando a su experiencia y la seguridad frente a los «experimentos», los populismos o las viejas recetas que llevaron a la crisis.

En este sentido, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, advirtió ayer en Toledo de los «experimentos» y pidió a los españoles el voto para el PP con el fin de «no volver atrás» y «tener un presidente que ya venga aprendido de casa».

 

SÁNCHEZ DENUNCIA UN «FRENTE  ANTIPSOE»

 

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, pidió  el voto para su partido, que, en su opinión, es la mejor opción para cambiar el Gobierno. En el mitin de cierre de campaña en Fuenlabrada, Sánchez denunció un frente antiPSOE, que identificó con «tres colores complementarios: azul, morado y naranja». No obstante, subrayó que el PSOE está «en pie» y preparado para gobernar a partir del 20 de diciembre. «Después de cuatro años de Gobierno de Mariano Rajoy, el PSOE es hoy más necesario que nunca», añadió.

Horas antes en Barcelona, Sánchez hizo un llamamiento a que Cataluña sea la «punta de lanza del cambio», con un resultado «extraordinario» que sirva para que el socialismo «saque tarjeta roja» a Mariano Rajoy.

El expresidente del Gobierno Felipe González afirmó ayer en Sevilla que el PSOE necesita ganar las elecciones del domingo «por España» y advirtió de que cuatro «años más» de Mariano Rajoy serían «mucha tela». Para González, España necesita contar con un presidente como Pedro Sánchez que impulse un proyecto de país. En el mismo acto, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, instó a los ciudadanos a mandar el domingo a Rajoy «a su casa».

RIVERA PIDE EL VOTO PARA CIUDADANOS PORQUE COMO «GARANTÍA» DE UN CAMBIO

 

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, pidió ayer el voto para su partido en las elecciones generales del domingo porque es «garantía» de un cambio en España sin perder la estabilidad. En el último mitin de la campaña electoral, celebrado en la madrileña plaza de Santa Ana, Rivera dijo que el 20 de diciembre los españoles deben decidir si quieren «una nueva etapa política» o si «se conforman con lo que ven». Se mostró convencido de que finalmente optarán por «un cambio sensato», no por uno «a peor» que es el que traería, a su juicio, el «populismo» de Podemos. Rivera indicó que los últimos años «de hastío y de corrupción», generados por «el bipartidismo decadente, con una España dividida en bandos, sin consenso ni diálogo», pueden llegar a su fin.

Rivera adelantó que si no pueden gobernar se abstendrán para que forme gobierno el que gane las elecciones, y pidió a PP y PSOE que se «mojen» y digan qué van a hacer y si dejarán gobernar a C’s en el caso de que gane.

 

IGLESIAS CREE ESTAR PREPARADO PARA GOBERNAR

 

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, animó ayer a ir a las urnas el domingo porque «ya no hay excusas para votar con la pinza en la nariz» o «por el menos malo», y dijo sentirse preparado para «liderar una nueva transición». En el mitin de cierre de campaña en Valencia, subrayó que han conseguido llegar al final del camino después de numerosas «zancadillas», e insistió en que está preparado para liderar el Gobierno. Iglesias se mostró optimista ante la posibilidad de que la mayoría social y la «gente corriente» pueda dar «una lección democrática a los poderosos, a su soberbia y a sus gritos».

Horas antes, en un acto electoral en Murcia, Iglesias consideró que llegan al final del partido «con muchas posibilidades de ganar», e incluso resaltó que hasta el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, habla ya de su «remontada».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar