Galicia será la primera comunidad en beneficiar fiscalmente la natalidad

padres-bebe-lactanciaGalicia mantendrá el próximo año las deducciones fiscales para el fomento de la natalidad que ya se están aplicando durante este ejercicio en la Comunidad Autónoma. Estas ayudas sitúan a Galicia como la comunidad con mayores beneficios fiscales en el fomento de la natalidad, una herramienta que se enmarca en las actuaciones del Ejecutivo autonómico para combatir la caída demográfica.

En el actual ejercicio económicoa el Gobierno gallego ya está aplicando una deducción fiscal por natalidad, que ha pasado de 300 a 360 euros para el primer hijo; a 1.200 euros para el segundo; y a 2.400 euros para el tercero. Esta deducción se aplica durante los tres primeros años de vida del niño.

También en el ámbito de la natalidad, la Xunta ha ampliado el importe máximo de deducción por cuidado de hijos menores, que ha pasado de 200 a 400 euros. Y al mismo tiempo ha incrementado el porcentaje y el límite de la deducción por alquiler de vivienda habitual en el caso de tener dos o más hijos, ya que en este caso la deducción pasa de 300 a 600 euros, con un límite del 20%.

 

OTRAS REDUCCIONES EN EL IRPF

 

La Xunta aplicará en 2016 la mayor reducción de impuestos de la historia de la Comunidad Autónoma, una actuación fiscal sin precedentes que tendrá especial incidencia en tres ámbitos: el tramo autonómico del IRPF, el Impuesto sobre Sucesiones y un programa de impuestos cero en el rural. El Gobierno gallego calcula que el impacto anual de esta rebaja fiscal se situará entre los 140 y los 150 millones de euros.

Esta bajada de impuestos es posible gracias a la solvencia de la Comunidad Autónoma, al cumplimiento del déficit público y al control de la deuda, materias en las que Galicia viene siendo una comunidad de referencia en los últimos años. De hecho, las cuentas ya aprobadas por el Ejecutivo gallego garantizan de nuevo el cumplimiento del déficit en 2016, que será del 0,3%, lo que permitirá a Galicia reducir a menos de la mitad el recurso al endeudamiento.

En el tramo autonómico del IRPF, la Xunta de Galicia aplicará una rebaja de carácter progresivo que va a beneficiar al 98,5% de los contribuyentes gallegos, con un ahorro estimado de hasta 380 euros al año por persona. Esta rebaja será mayor en las rentas bajas y medias, y en todo caso situará a Galicia entre las comunidades con la menor tributación en estas rentas.

IMPUESTO DE SUCESIONES

 

En cuanto al impuesto sobre Sucesiones, la Xunta elevará a 400.000 euros el mínimo exento de tributación. De este modo, el 99% de los gallegos no pagarán este impuesto cuando hereden como hijos, padres, abuelos, nietos o cónyuges, y el 1% restante pagará menos. Con esta rebaja Galicia se sitúa también entre las comunidades autónomas con la tributación más baja en este impuesto.

Finalmente, en el ámbito rural la Xunta va a completar un programa de ‘impuestos cero’ para favorecer la actividad en este campo, de gran importancia en Galicia por su impacto en actividades económicas como la agricultura, la ganadería o el sector forestal. Con la nueva rebaja ninguna transmisión de fincas en suelo rústico pagará impuesto de transmisiones patrimoniales; la transmisión o ampliación de explotaciones agrarias también dejará de tributar; y las agrupaciones de fincas rústicas tampoco pagarán el impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar