La ministra de Agricutura visita una quesería de Vilalba

Ministra Tejerina en queixdería Lugo_2

   Con un «dos vallisoletanos». Así ha saludado la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, al presidente de Quesos Entrepinares, Antonio Martín, a su llegada a la fábrica que la compañía tiene operando en la comunidad gallega desde el año 2010, ubicada Vilalba (Lugo), la capital de la Terra Chá y tierra del queso de San Simón da Costa.

Ya en el interior de la quesería, que Tejerina ha visitado este lunes en el marco de la campaña electoral, la ministra ha destacado, en declaraciones a los medios de comunicación, lo «tremendamente importante» que es esta empresa, original de su también natal Valladolid, y ubicada hoy «en Galicia y en algunos otros sitios de España», según ha constatado.

En concreto, Entrepinares, que tiene su sede central en Valladolid, dispone de planta en la ciudad del Pisuerga, pero también en Zamora, Fuenlabrada y «Villalba», forma deturpada del topónimo en que recoge el nombre de la localidad luguesa en su página web.

De la compañía, que se define como una empresa «familiar» del sector agroalimentario, la responsable de Agricultura ha resaltado un «compromiso muy fuerte con los ganaderos».

Así, ha afirmado que, la «hoy principal productora de queso a nivel nacional» se encuentra «muy arraigada ya en Galicia» y ha llamado la atención sobre que, si bien «entró con un compromiso de unas 50-60.000 toneladas de leche», en la actualidad «son ya 100.000 las que compra a los ganaderos».

En esta línea, ha subrayado que fue una de las industrias «que suscribió el convenio al que se llegó en septiembre», para tratar de paliar la crisis de precios por la que protestan los dueños de las explotaciones lecheras.

NUEVA CONSELLEIRA

García Tejerina ha estado acompañada durante su recorrido por la factoría por una amplia delegación en la que se encontraban, entre otros, el candidato del PP al Senado por Lugo José Manuel Barreiro; el alcalde de Vilalba, Gerardo Criado; y la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, que asumió este departamento en la última remodelación del Gobierno gallego, que dirige el popular Alberto Núñez Feijóo.

Previamente, y desde el anterior cambio efectuado en el Ejecutivo autonómico, se hacía cargo de esta área Rosa Quintana —a su vez conselleira do Mar–, que acompañó a la ministra Tejerina en su anterior visita a la provincia de Lugo, el pasado abril.

Entonces, en la precampaña de las elecciones municipales, ambas, entre las que existía una notable sintonía, llegaron en el vehículo de Quintana, conducido por la conselleira, a la fábrica de Quescrem, situada en el municipio vecino de Castro de Rei.

INTERESADA POR EL PROCESO DE PRODUCCIÓN

Este lunes, la ministra ha realizado un extenso recorrido –mayor que el de hace ocho meses– por las instalaciones de Entrepinares, en el que ha mostrado interés por las distintas fases de producción de los quesos que fabrica esta planta: diferentes modalidades del producto en lonchas y también untables.

Las prendas necesarias para visitar la planta, una bata y un gorro para cubrir el cabello, han sido objeto de bromas por parte de algunos participantes, como el alcalde de Vilalba, que explicó a la titular de Agricultura que él optó por una forma «a la gallega», imitando una boina.

 

«BUENAS PROPUESTAS» Y NO TRACTORADAS

 

   La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, cree que sería «mucho mejor» para «el futuro» del sector lácteo «que centre sus esfuerzos en buenas propuestas» para tratar de incrementar el precio que perciben por la leche los ganaderos que las ‘tractoradas’, protestas que protagonizaron a finales de este verano en Galicia y que estudian retomar.

Preguntada por si teme que las ‘tractoradas’ hagan daño al partido del Gobierno durante la campaña de las elecciones generales, la ministra, número 3 del Partido Popular al Congreso por Madrid, ha opinado que «es mucho mejor para el futuro del sector que centre sus esfuerzos en buenas propuestas que les den viabilidad de futuro» a las explotaciones lecheras.

«Creo que es muchísimo más práctico, es verdaderamente defender los intereses de los ganaderos», ha destacado, antes de añadir que eso «es lo que este Gobierno hace, defender los intereses de los ganaderos, de cada explotación, de manera realista».

«MUCHO MÁS PRÁCTICO»

En este sentido, durante una visita a la quesería Entrepinares, en Vilalba, Tejerina ha reivindicado las medidas adoptadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, y ha abogado por seguir en la búsqueda de actuaciones «que mejoren su situación», la de las granjas.

Y ha agregado que entiende que eso «es mucho más operativo, mucho más práctico» y «una manera mejor de cuidar sus intereses», antes de apostar, de nuevo, por que centren «sus esfuerzos en cambiar la realidad del sector mucho más».

Tejerina, que ha visitado la fábrica de quesos Entrepinares junto al candidato popular al Senado por Lugo José Manuel Barreiro, ha sido interrogada por el malestar existente entre ganaderos gallegos de leche, que aseguran que siguen vendiendo por un precio inferior al que les cuesta producir  y que, integrados en la Plataforma en defensa do sector lácteo, este mismo lunes se han reunido en Santiago.

Ante esto, ha defendido que el Gobierno «nunca ha dejado de trabajar» y que el ministerio ha inyectado ayudas en el sector lácteo «más que en ningún otro, de manera muy especial en Galicia», con el objetivo de que la viabilidad de las explotaciones «no esté comprometida».

Pero, cuestionada en concreto por la posibilidad de que los tractores vuelvan a tomar las calles, ha señalado que a ella le gusta «hacer propuestas que sean constructivas para mejorar el sector». «Todas las propuestas hechas por el sector, más muchas que han partido a iniciativa propia, están encima de la mesa», ha indicado.

Por su parte, ha afirmado que «siempre» se comprometió y sigue «abierta a que cualquier medida que al sector se le ocurra que sea legalmente posible, a implementarla y a trabajar sobre ellas». A este respecto, ha precisado que «mucho tiempo» se solicitaron «medidas que no eran legales», en referencia al establecimiento de un precio mínimo en origen.

«HASTA 10 CÉNTIMOS POR KILO»

Tejerina ha resaltado que «los ganaderos tienen un Gobierno que los ha respaldado desde el principio» y ha valorado que, con sus propias medidas y las negociaciones mantenidas en Bruselas, logró destinar 20 millones de euros financiados por el ministerio y 25,5 negociados por la Comisión.

A esto ha sumado los anticipos de la PAC (política agraria común) y las ayudas procedentes de esta política, para concluir que, para aquellos ganaderos que estaban vendiendo «en peores condiciones», por debajo de 25,9 céntimos el litro, «el Gobierno ha puesto a su disposición más de 10 céntimos por kilo».

Según ha dicho, a los que se les computaron «costes de amortización» porque habían acometido inversiones, aún vendiendo a «mejores precios», la movilización en términos de «compensación» fue «de más de seis céntimos por kilo», también para la producción de todo el año.

Y a aquellos «en mejores condiciones», porque están vendiendo por encima de los 28 céntimos el litro, le corresponden, según sus números, «más de cuatro céntimos por litro». «Con lo cual 10 para los que están en peores condiciones, seis para la situación intermedia, cuatro para mejores condiciones», ha resumido.

«TARJETA ROJA» AL QUE NO CUMPLA

Interrogada sobre el acuerdo que se alcanzó en septiembre, que frenó las protestas de los ganaderos, pero que en estos momentos la plataforma gallega asegura que no sirve, la responsable de Agricultura ha precisado que «el Gobierno lo que lanzó es un paquete de medidas, no solamente este acuerdo».

De dicho paquete ha llamado la atención sobre que contiene «medidas de todo tipo en el corto, medio y largo plazo», y que «una de ellas es el acuerdo».

Además, ha apuntado que «lo cierto es que se está viendo que en septiembre se recuperaron ligeramente los precios» y que «en octubre han vuelto a recuperarse ligeramente», pero que lo que entiende «más importante» es que era «un acuerdo voluntario, suscrito por la mayor parte de agentes del sector» y «con el compromiso de velar por su cumplimiento» por parte de su departamento.

«Ya hemos tenido dos reuniones de seguimiento y en diciembre todas las partes firmantes tendrán que presentar un informe al ministerio, que luego será público, de su grado de cumplimiento. Y el sector sabe que los que han suscrito, si no lo cumplen, tarjeta roja y expulsión», ha subrayado.

OTRAS MEDIDAS

A mayores, García Tejerina ha reivindicado haber logrado «una reforma de la PAC que va a dar una tranquilidad» que, a su juicio, no existía en 2011 para el sector lácteo, pues la propuesta planteada incluía para ellos «una pérdida importante de fondos», mediante una modificación «muy lesiva para sus intereses» como era «la tarifa plana».

Frente a esto, ha destacado que el Ejecutivo incrementó «las ayudas para el sector ganadero en más de 30 millones de euros cada año» y prevé «el fomento de las organizaciones de productores de leche», además de impulsar que haya «mucha más transparencia en el mercado».

En este extremo, ha explicado que hoy se conoce el precio de venta del ganadero a la industria, pero que «en poco tiempo» también se sabrá el de la industria a la distribución, a través de un decreto que regula este aspecto y que «está ya siendo consultado a las organizaciones y a las comunidades» y se tramitará «por la vía de urgencia».

«En muy poco tiempo tendremos esa transparencia que va a permitir conocer dónde se generan los márgenes y esa cadena más equilibrada», ha finalizado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar