Besteiro se hace con un ajo macho para conjutar su «meigallo» en A Laracha

Besteiro_allo maio para conxurar o meigallo_paiosaco.jp

El secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, ha acudido este domingo a la feria de Paiosaco, un histórico mercado en la localidad coruñesa de A Laracha que se celebra el primer y tercer domingo de cada mes, y en el que se pueden comprar productos de la tierra y animales, aunque tampoco faltan las prendas de vestir e incluso muebles. «¡Y ahora a comprar!», dijo Besteiro tras ofrecer unas declaraciones a los medios y antes de lanzarse a recorrer puesto por puesto.

Acompañado de dirigentes socialistas y, entre otros, del número dos por A Coruña, Ricardo García Mira, Besteiro hizo gala de sus conocimientos culinarios a la hora de comprar un repollo, por dos euros, y patatas, una caja que le ha costado algún disgusto al ver que, después, este producto era más barato en otros puestos.

«Tenía que haber dado una vuelta antes de comprar», se lamentó, tras seguir preguntando por «a cómo iba» el kilo de patatas en otros puestos, donde incluso le llegaron a ofrecer el tubérculo a casi la mitad de precio.

No era la primera vez que Besteiro va al mercado, como se notó en sus mañas para comprar los productos para el caldo o la crema de calabaza, aunque quizás tenga que dejar para el «martes por la noche» el momento de meterlo en el puchero, ya que «por la mañana viene Pedro», y no podrá, reconoció.

Más ocupado en encontrar unas buenas nabizas –no llevó ninguna porque las que vio estaban muy «despuntadas»– que en repartir el programa electoral, el líder socialista, que antes de cualquier compra palpó bien el género y se interesó por conocer productos de los que desconocía su uso, explicó a sus acompañantes las ventajas del aloe vera. «Es muy bueno para las quemaduras», resaltó, antes de asegurar que en Galicia «se dan bien».

 

«LOS QUE VALEN SON ESTOS DOS»

 

El político preguntó precios antes de sacar la cartera y no dudó en recriminar que iban algo «caros» con respecto a lo que está habituado. «Lleve el ajo macho, que le va a servir para liderar el proyecto», le instó una mujer desde su puesto.

Besteiro, que permanece imputado por la jueza Pilar de Lara y a quien no le han faltado voces críticas internas pidiendo su salida, dudó en comprar el bulbo, pero finalmente accedió: «Esto da suerte, va contra el ‘meigallo'», repitió el socialista, que aspira a convertirse en candidato a la presidencia de la Xunta, mostrando su compra a quien quiso verla.

Conjurar el mal de ojo le ha costado un euro, un precio, con todo, algo elevado para un ajo, según dijo. «¡Es un producto de lujo!», se justificó la vendedora, antes de instarle a que lo metiese en el «bolsillo del pantalón», lo cual no convenció mucho al dirigente socialista, a quien otra viandante había erigido en «presidente», ya que le sonaba de haberlo visto en la televisión.

LOS POLÍTICOS SALEN AL MERCADO

 

Con el cielo azul y una temperatura agradable para la época del año, no muy conveniente para la «matanza» como el propio Besteiro observó, los políticos de todos los colores salieron al mercado de Paiosaco, donde también pusieron sus propios puestos. PSOE, Ciudadanos y NÓS eligieron la primera línea de carretera, lo primero que se ve al llegar. «¿Qué regalan?», preguntó una mujer de avanzada edad sentada en la marquesina del autobús ante la presencia de la comitiva socialista, que portaba propaganda y repartió caramelos.

Los populares también formaron parte de este particular mercadillo electoral y en el recinto de la feria también se dejaron ver el presidente provincial del PP, Carlos Negreira, y el cabeza de lista por A Coruña, Miguel Lorenzo.

No obstante, Besteiro con quien se cruzó fue con el alcalde de A Laracha, el popular José Manuel López Varela, que gobiernan con mayoría absoluta en este municipio, en que los socialistas tienen dos concejales.

«¡Vas a tener que decidir entre estos dos!», le dijo el secretario xeral del PSdeG a otra mujer que hacía convivir sus castañas con dos folletos: el de Mariano Rajoy y el de Pedro Sánchez. No era la única que tenía en su poder las opciones de los hasta ahora partidos de la alternancia en el gobierno, pero el líder socialista también tuvo que cruzarse con globos naranjas de Ciudadanos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar