Los pactos postelectorales marcan el inicio de la campaña

Los posibles acuerdos postelectorales para investir presidente y formar Gobierno centró la primera jornada de campaña. Así lo reflejan los diarios al valorar las manifestaciones de los líderes políticos en sus primeros actos electorales. En este sentido, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tendió ayer la mano a Ciudadanos, Podemos y otros partidos para pactar un «programa común» con el que hacer realidad el cambio en España si los socialistas logran un voto más que el candidato del PP, Mariano Rajoy. Sánchez hizo este ofrecimiento durante su intervención en el almuerzo-coloquio Primera plan@, organizado por EL PERIÓDICO. «Hay continuidad si gana Rajoy con un voto más al PSOE, pero si gana el PSOE con un voto más al PP, habrá cambio político», señaló el líder socialista.

EL PAÍS se hace eco de las palabras de secretario general del PSOE y destaca en su primera: «Sánchez ofrece una mayoría con cualquier partido si gana al PP». Por su parte, EL MUNDO dice que «Pedro Sánchez ofrecerá a C’s y Podemos un pacto ‘anti PP'». Según este diario, el líder socialista buscará un «programa común» con Rivera e Iglesias «tanto si gana por poco a Rajoy como si se queda cerca de él». No obstante, EL MUNDO apunta que Sánchez «teme que Rivera haga presidente a Rajoy si el PP es la fuerza más votada».

Por el contrario, EL PAÍS señala que «Rajoy teme que Rivera intente formar Gobierno si es segundo». Según este diario, los populares temen que «el desplome en las encuestas» del PSOE convierta a Albert Rivera de «un hipotético socio de Gobierno a una alternativa real y viable para disputar la presidencia a Mariano Rajoy». En este sentido, ABC destaca en su portada que «Albert Rivera intentará ser presidente apoyado por PSOE y Podemos si queda segundo». Ya en páginas interiores, apunta que Sánchez, Rivera e Iglesias están «abiertos a pactos a tres para expulsar al PP de La Moncloa».

En este contexto, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, recordó ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el «compromiso» de Mariano Rajoy de no intentar formar Gobierno si el PP no es el primer partido. Sáenz de Santamaría se dirigió al resto de formaciones políticas para pedirles «claridad» y que digan si van a respetar al ganador o van a intentar pactar al margen de la posición en la que estén, con el objetivo de desbancar al PP. De esta manera los electores podrán valorar «a dónde pueden ir sus votos».

También el candidato de IU, Alberto Garzón, aludió ayer al «papel» que aspira a desempeñar su formación tras las elecciones. Garzón dijo que quieren ser como la CUP, un partido pequeño pero «determinante» para formar Gobierno, algo que, en su opinión, podría ocurrir «perfectamente» en un Congreso «tan fragmentado» como el que se vislumbra».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar