25 mil ferrolanos participan en el cribado para la prevención del cáncer colorrectal

 

   Más de 25.200 ciudadanos que tiene fijada su residencia en la zona que abarca la Gerencia Integrada de Ferrol han participado en el programa de cribado para la prevención del cáncer colorectal. Esta cifra supone una participación del 48% de la población a la que se dirigen estas pruebas, 52.100 ciudadanos.

En concreto, estos exámenes se han realizado tanto en hombres como en mujeres, con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años, de los cuales un 7,19% resultaron positivos. Por ello, se incorporaron a estudio por parte de los facultativos, siendo 106 los casos que derivaron en carcinomas.

Estos datos han sido ofrecidos este viernes por el subdirector xeral de Programas de Fomento de Estilos de Vida Saudables de la Consellería de Sanidade, Jorge Suanzes Hernández, y la jefa del Servizo de Programas Poboacionais de Cribado, Raquel Zubizarreta Alberdi, en un acto desarrollado en el Hospital Arquitecto Marcide.

Según los facultativos, el 70% de los de los carcinomas detectados se encuentran en las fases «más favorables para afrontar la enfermedad», el I y el II, «lo que muestra la efectividad de la detección precoz».

PROCEDER

La Gerencia Integrada de Ferrol empezó en marzo de 2013 a desarrollar este programa preventivo para toda Galicia y que estimaba invitar a participar en dichas pruebas preventivas a la totalidad de la población diana.

Dos años después, en marzo de este año, se llegaba a la totalidad de esta población, tras un proceso en el que desde Sanidade se fueron remitiendo, de manera progresiva, cartas informativas a los ciudadanos  instándolos a participar en esta iniciativa, o bien reenviando por correo ordinario una tarjeta ya franqueada o respondiendo a una dirección de correo electrónico.

Seguidamente, a aquellas personas que habían aceptado, se les hizo llegar el material necesario para la toma de la muestra de heces y las instrucciones para recogerla. Esta prueba es el test de sangre oculta en heces, con un intervalo entre exploraciones de dos años, y que se realiza directamente en el propio domicilio.

Una vez recogida la muestra, la persona participante depositaba a misma en el centro de salud, donde la remitían al laboratorio del hospital de referencia para su análisis. Las personas con resultado negativo recibían una carta indicando la situación de normalidad.

Aquellas que tenían un resultado positivo en el exámen eran citadas en la consulta de su profesional médico y de enfermería para ahondar en la historia clínica, explicarles el significado del mismo, y la necesidad de realizar una colonoscopia para descartar o confirmar lesiones malignas, siempre que no había existido contraindicación para realizar esta prueba.

CURACIÓN

Según los responsables de este programa, la detección precoz mediante este test «consigue aumentar las tasas de curación de los cánceres colorrectales y la supervivencia de los pacientes», así como mejorar su calidad de vida y la «utilización de tratamientos menos agresivos».

Por otra parte, también posibilitan disminuir el incidente de esta patología, dado que se detectan y se extirpan las lesiones pre-malignas evitando que evolucionen a cáncer colorrectal.

CARACTERÍSTICAS

El cáncer colorrectal es el segundo tumor maligno más frecuente en el conjunto de la población de la Unión Europea. En el caso de las mujeres, es el de más incidencia por detrás del de mama, mientras que en los hombres es el tercero, tras el cáncer de pulmón y lo de próstata.

Respeto a la mortalidad, el cáncer colorrectal es la segunda causa de muerte por cáncer tanto en hombres como en mujeres y constituye la quinta causa de mortalidad en Galicia. Se puede disminuir el riesgo con cambios en los hábitos alimentarios, evitando el tabaco y reduciendo el consumo de alcohol.

El cáncer colorrectal es un tumor sólido del intestino grueso que comienza en la capa interior y puede crecer a través de algunas o todas las capas. La mayoría se localizan en el recto (37%) y el sigma (31%). Este tumor se desarrolla de manera ordenada y acumulativa a través de una serie de cambios genéticos desde un pólipo benigno hasta un carcinoma, de suerte que los pólipos crecen lentamente al largo de los años.

La curación depende fundamentalmente del momento en el que se diagnostica. En fases iniciales, es uno de los tumores más tratables y curables, de ahí la importancia de estos programas de cribado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar