Sanidade impulsará la atención de los lesionados oculares al Cunqueiro

Conselleiro de Sanidade_Parlamento El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, ha avanzado que hay «muchas posibilidades de poder aceptar» la propuesta del Parlamento para que los pacientes con lesiones medulares que viven en la zona sur de Galicia puedan pasar sus revisiones en centros como el Álvaro Cunqueiro de Vigo.

«Creemos que estamos con muchas posibilidades de poder aceptar», ha dicho el conselleiro en el último turno de la intervención de su comparecencia en la Cámara autonómica, recogiendo la pregunta formulada por el diputado popular Miguel Santalices, quien le recordó este acuerdo parlamentario.

El titular de Sanidade ha reconocido que el número de pacientes «no es muy numeroso» y ha destacado que «entienden que la revisión se puede llevar a cabo» en el área sanitaria de referencia, evitando el desplazamiento «traumático», en palabras del diputado del PP, que supone trasladar a un enfermo medular hasta A Coruña, donde está actualmente la unidad de lesionados.

Al respecto, el conselleiro de Sanidade ha admitido que, aunque el número de pacientes afectado «no es muy numeroso», este colectivo tiene «evidentemente, muchas dificultades para desplazamientos».

Ha mencionado, asimismo, que se desarrollará un «protocolo del 061» que se «va a poner en conocimiento a todos los afectados». «Una atención urgente y una revisión periódica en centros como el Álvaro Cunqueiro», ha explicado el conselleiro.

Asimismo, ha anunciado que el parking de este centro, cuya tarifa ha sido muy polémica, será a partir de ahora el «más barato» de entre todas las concesionarias que gestionan aparcamientos en Vigo, aunque no ha aclarado nada más al respecto.

DEFICIENCIAS DEL CUNQUEIRO

La oposición incidió en lo que ha sido el traslado y la situación del nuevo hospital de Vigo, el Álvaro Cunqueiro, que ha vuelto a registrar la rotura de una tubería de fecales sobre urgencias.

«Es curioso, la misma tubería, en el mismo sitio, ahora aparecen gasas atascando… Es curioso que la avería sea en el mismo sitio», ha manifestado el conselleiro, con cierto tono de desconfianza, como ya había expresado el Santalices al respecto de otras puestas en marcha de centros como el Meixoeiro de Vigo.

Ante ello, la diputada de AGE Eva Solla ha replicado ironizando con que era ella que, por las «noches», acudía al nuevo centro para meter las gasas en las tuberías. «No sé si es usted o el alcalde de Vigo», le secundó la socialista Carmen Acuña, siguiendo ese tono de ironía.

«Lluvia de aguas fecales, cuando no deficiencias que afectan a la vida de los pacientes. El hospital más caro de Galicia, lo que confirma que las cosas no se hicieron bien las cosas», ha censurado Carmen Iglesias (Grupo Mixto).

Montse Prado, por parte del BNG, ha criticado que en su primera intervención el conselleiro no hubiese «hablado nada» de la situación del hospital de Vigo, «prueba del publirreportaje» que, según dijo, llevó Almuíña a la Cámara.
«BICEFALIA»

Además, se refirió al cambio de directivos en el área sanitaria viguesa, para advertir de que no se cambió al gerente, que «sigue siendo el máximo responsable público en Vigo». En este sentido, ha asegurado que existe una «bicefalia: la pequeña, de la consellería; y la grande, la concesionaria, es la que toma las decisiones», y se ha concluido que «hay muchísimos problemas que necesita soluciones».

Eva Solla ha censurado que la Xunta «hable de excelentes profesionales y luego los desprecien» con sus actuaciones y le ha preguntado si va a tomar medidas con respecto al informe de la auditora sobre la viabilidad de la construcción del nuevo hospital de Vigo, que «mintió» al asegurar –dijo– que estaba garantizada la financiación , pese a lo que luego tuvo que ser la Xunta la que buscase el dinero.

«¿Van a pedir responsabilidades ante este informe?», preguntó Solla, aunque el conselleiro eludió en sus dos intervenciones siguientes responder a esta cuestión. «Hace mucho frío en Monte Pío, en la consellería, ¿van a arreglar esto en los meses que quedan?», se preguntó.

«El ideólogo de la política sanitaria va a seguir siendo el mismo», ha espetado, por su parte, Acuña, en referencia al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y haciéndose eco de la postura de toda la oposición, que pide un «cambio» en el modelo de gestión de la sanidad, que denuncian que es «privatizador».

Sobre el hospital, la socialista ha denunciado las deficiencias y ha advertido de que los gallegos «van a tener que pagar a precio de boutique» un centro hecho «de los chinos».

«Usted no va a cambiar nada, ya le dije que quien manda es Feijóo, el presupuesto está hecho y su equipo es el mismo», ha observado Acuña, quien ha juzgado que, por ello, las primeras actuaciones no han sido «buscar soluciones contra le desmantelamiento» de la sanidad.
MODELO PROACTIVO Y TIEMPOS MÁXIMOS

El conselleiro de Sanidade ha explicado las actuaciones de su departamento pasan por pasar de un «modelo asistencial a proactivo», incluyendo la prevención en la salud, el abordaje de la cronicidad y el envejecimiento activo.

En este sentido, se impulsará la plataforma –tv digital, portal web, dispositivos móviles– para monitorizar al usuario rehabilitación y servicio de apoyo y programas de salud.

Almuíña también ha indicado que «en los próximos meses» se van a regular los «tiempos máximos de respuesta para que quede claro el contrato que tiene el Sergas» con los ciudadanos, en referencia a la Ley de garantías.

El parlamentario del PPdeG preguntó al conselleiro por el registro único de infarto de miocardio y le pidió que si se constata desigualdad entre las provincias interiores y las atlánticas a la hora de atender esta dolencia, se adopten medidas.

«Una vez finalizado el registro», ha dicho el conselleiro de Sanidade, se podrán «tomar las decisiones de planificación», ha respondido Alumuíña, quien defendió que las dispensación de vacunas se hará de acuerdo con los expertos.
RELACIÓN DE MEDIDAS

Almuíña ha explicado que aspira a la «plena integración de la salud mental» en la atención sanitaria y ha indicado que el Sergas seguirá impulsando la hospitalización a domicilio y promoverá la «cero discriminación» de colectivos como los afectados por el SIDA y se llevarán a cabo campañas de prevención.

Además, ha explicado que se lanzarán dos programas para potenciar las «marcas» alternativas de ocio para menores, con lugares que garanticen que no se consuma alcohol; y también «playas sin humo», con zonas «delimitadas» o «playas en concreto» en las que no se pueda fumar.

Durante su exposición, también ha remarcado que «2016 será el año de la puesta en marcha del sistema de vigilancia epidemiológica de enfermedades crónicas» y ha subrayado que, desde este mismo martes, «está en funcionamiento» el aplicativo de bajas laborales que permite «agilizar y disminuir la burocracia» que existía en este ámbito.

Asimismo, anunció que dentro de una semana se reunirá el comité de bioética tras renovarse el funcionamiento y con los nombres ya publicados en el Diario Oficial de Galicia (DOG). Los miembros de este comité presentaron su dimisión después de que Sanidade, con la anterior conselleira, vetase la publicación de un informe.
POLÉMICA

En el debate, la diputada Eva Solla denunció que se estaba «robando a manos llenas» a los ciudadanos, expresión que la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, quiso que retirase. Como no aceptó, lo hizo ella y llamó al orden a la parlamentaria (como así lo recoge el reglamento).

Ante ello reaccionó el portavoz parlamentario de AGE, Xosé Manuel Beiras, quien se marchó entre protestas y asegurando que los populares eran unos «¡fascistas de mierda!». «¡Fascista tú!», le replicó desde su escaño Paula Prado (PP), quien se ganó una llamada al orden.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar