Los ganaderos inician una nueva campaña

Protesta gandeiros_sector lácteo_As Cancelas_Santiago

Los ganaderos gallegos han retomado este lunes en Santiago sus movilizaciones con el reparto de miles de panfletos que entregarán a consumidores ante áreas comerciales de las ciudades para denunciar los bajos precios que reciben por la leche, al tiempo que prevén intensificar sus protestas en plena campaña si no aprecian avances en su situación.

Este lunes un grupo de ganaderos con una pancarta en la que se podía leer ‘Pola economía do rural, loitemos polo sector lácteo’ se han situado ante el centro comercial de As Cancelas, en Santiago, para realizar lo que denominan «jornadas pedagógicas» para informar a los consumidores de que comprar un cartón de leche por menos de 64 céntimos supone «un robo». Asimismo, avisan de que la subida de «entre tres y cinco céntimos» que han realizado las distribuidoras a los ciudadanos no se ha trasladado en una subida a productores.

Previamente, representantes de la plataforma en defensa del sector lácteo han ofrecido una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Santiago –acompañados del alcalde, Martiño Noriega (Compostela Aberta)–, en la que Anxo Escariz, uno de los portavoces de los ganaderos, ha explicado que se han visto abocados a retomar las movilizaciones, ya que dos meses después de que se firmase el acuerdo lácteo en Madrid «no hay ningún tipo de resultado» en los precios que reciben.

Por ello, como consideran que la distribución «solo funcionan mediante presión» han comenzado estas entregas de panfletos que harán hasta el próximo sábado en las ciudades gallegas (a excepción de Ourense, donde la incidencia del sector lechero es menor), pero irán «subiendo el nivel de presión» si no encuentran avances a su situación.

De este modo, el siguiente paso –tal y como avanzaron tras la reunión que mantuvieron la semana pasada con la conselleira de Medio Rural–, tras esta semana de acciones «pedagógicas», si no hay avances, sacarán los tractores a la calle para apostarlos ante la Xunta, en Santiago (después de que Alberto Núñez Feijóo se mostrase como «garante» del acuerdo), y la Delegación del Gobierno, en A Coruña, con el fin de presionar al Ministerio de Agricultura.

Tras ello, comenzarán con acciones de «boicot» contra distribuidoras que consideran no cumplen con el traslado a industrias y ganaderos de la subida de precios que aplican a consumidores en sus establecimientos, entre las que señalan a DIA y Eroski, entre otros.

«NO TENEMOS NADA QUE PERDER»

De hecho, aunque dicen «no querer» volver a los niveles de movilización del pasado mes de septiembre, con tractoradas cortando las principales calles de Santiago y Lugo, no descartan ninguna medida, puesto que como ha explicado Escariz: «No tenemos nada que perder».

Por su parte, el responsable de ganadería de Unións Agrarias, Óscar Pose, ha subrayado que los ganaderos gallegos siguen con los precios más bajos que perciben por su leche en España, con 28,7 céntimos el litro mientras el resto de autonomías reciben todas más de 30 céntimos.

Al respecto, alerta de que la situación «es peor que hace dos meses», porque desde la firma del acuerdo lácteo han acumulado más pérdidas, con subidas que consideran insignificantes en los precios recibidos, y que achacan a un aumento de las calidades de la leche y no por efecto de lo firmado en Madrid por la cadena de valor.

En esta línea, Tomás Díaz (Oruga) ha llamado la atención sobre que estas protestas son «un grito de subsistencia» y se actúa contra la distribución, porque «no se sabe a dónde va el dinero de los consumidores».

Junto a ellos, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha mostrado su apoyo a estas movilizaciones, que considera «justas», en una rueda de prensa que los ganaderos esperan repetir a lo largo de esta semana con los alcaldes de A Coruña, Ferrol, Pontevedra, Vigo y Lugo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar